No dejes que el verano arruine tu cabello

Foto: Shutterstock

Al igual que la piel, en el verano el cabello sufre  las consecuencias dañinas del sol y el calor extremo, ya que los rayos ultravioletas debilitan su cutícula y, como resultado, este se torna mucho más frágil, pierde brillo y sus puntas se quiebran y abren.

Estos efectos negativos se acentúan aún más al sumárseles otros agentes negativos de la temporada, como lo son el cloro de las piscinas, la sal marina y el aire acondicionado.

“Muchas personas no son conscientes de los estragos que el verano puede causar en la salud de su cabello, tanto el cloro de la piscina como los lavados excesivos pueden resultar en resequedad y daño. Existen técnicas sencillas para minimizar o evitar este daño, además de favorecer el brillo y la fortaleza del cabello cuando el verano se transforma en otoño”, dice la estilista profesional Lucy García Planck,  vinculada al salón John Barret de la Ciudad de Nueva York.

Así que para proteger al cabello de estos daños y lucir una melena saludable el verano y el resto del año, García Planck, recomienda incorporar los siguientes cambios en las rutinas de cuidado del cabello durante los meses más cálidos.

1. Hidratar, hidratar, hidratar

“Es importante mantener el cabello con la mayor humedad posible”, dice la estilista. Y para ello, propone reparar cualquier daño que ya se tenga, sellando sus puntas con tan solo una cucharadita de aceite de coco.

“Para aplicar [el aceite de coco] se  empieza por las puntas y hasta llegar a la raíz”, detalla. “Y se deja actuar durante una hora y luego se lava con champú. El aceite de coco ayudará a mantener el cabello hidratado, sedoso y brillante”.

2. Llevar una dieta rica en antioxidantes

La alimentación juega también un papel importante en la protección y fortalecimiento del cabello. Y para sacarle a esta toda la ventaja, hay que asegurarse de incluir en la dieta diaria vegetales ricos en vitaminas A y C (como lo son las espinacas, brócoli, acelgas, lechugas y berro); legumbres que tengan un alto contenido de proteínas, hierro, zinc y biotina (frijoles, garbanzos, lentejas y habas) y frutas y verduras ricas en vitamina C (naranjas, zanahorias) y alimentos ricos en B12 (como lo es el huevo).

Y para ingerir la cantidad necesaria de biotina (conocida también como Vitamina B8, B7 o Vitamina H), García Planck recomienda tomar un suplemento durante todo el año. “[La biotina] puede ayudar a mantener el cabello fuerte, con un brillo saludable y ayudar a prevenir las puntas abiertas. Personalmente tomo a diario la biotina Vitafusion Gorgeous, que viene en forma de gomitas y combinada con las vitaminas C y E que también embellecen la piel y las uñas”, resalta la estilista.

3. Enjuagar el cabello con agua fría

Después de aplicar el champú por todo el cabello, García Planck recomienda enjuágalo con agua fría para cerrar las cutículas y mantener su brillo. Esto no solo resulta refrescante luego de un largo día en la playa —denota—, el agua fría ayudará a mantener un cabello saludable.

Y como el agua fría ayuda a relajar las hebras del cabello, está es la mejor para el lavado de la cabellera rizada.

Enjuagar la cabeza con agua fría ayuda a cerrar la cutícula del cabello y a darle brillo. /Shutterstock  

4. Controlar el frizz

“Los aceites naturales, las vitaminas y los minerales del aceite de coco ayudan a controlar el frizz del cabello”, asegura la estilista profesional. “También es bueno usar un acondicionador sin enjuague, como el de Kerastase, también protege el cabello de los efectos del secador y otros instrumentos que se utilizan para el peinado”.

La aplicación del acondicionador debe hacerse con tan solo una pequeña cantidad, que se distribuye por todo el cabello sin tocar la raíz y prestando especial atención a las puntas.

Los tratamientos con acondicionador sin enjuague ayudan a controlar el frizz. /Shutterstock

5. Aplicar mascarillas naturales que suavizan e hidratan

“No hay como el aguacate y el aceite de coco, que contienen ácidos grasos, para suavizar el cabello”, dice García Planck.

Con estos dos ingredientes se puede preparar una mascarilla en la que se mezclan 2 cucharaditas de aguacate (hecho puré o procesado en una licuadora) y 1 cucharadita de aceite de coco, explica la experta. Y su aplicación se hace de esta manera: calentar la pasta y cuando esté tibia, aplícala por todos el cabello, comenzando desde la raíz hasta las puntas. Dejarla actuar durante 30 a 60 minutos.

“Esta mascarillas [de aguacate y leche o aceite de coco] deja el cabello brillante y sedoso, y evita visitar con frecuencia el salón de belleza”, concluye la estilista profesional.

No hay como la mascarilla de aguacate y aceite de coco para mantener el cabello suave durante el verano y el resto del año. /Shutterstock

Otras recomendaciones 

Además de los anteriores consejos, la estilista profesional Lucy García Planck dice que durante la temporada veraniega quienes tienen el cabello con cualquier tipo de highlights (iluminaciones o mechas) tienen que:

Las que tienen cualquier estilo de highlights o mechas deben aplicar un bloqueador solar para el cabello antes de salir de casa. /Shutterstock