Latinos convierten sus garajes en departamentos para ayudarse con la hipoteca

Nueva ley les permite construir unidades habitacionales independientes en sus propias residencias, ganan ellos y ayudan a mitigar la escasez de vivienda

Milvia y James Girón compraron hace un año una casa en mal estado en Reseda con la intención de repararla para ir a vivir ahí con sus cuatro hijos. Pero cuando estaban en el proceso de reparación, el constructor Luis Orellana les dijo que si ya sabían de la nueva ley en California que permitía convertir los garajes en departamentos.

Los Girón lo desconocían, pero decidieron aceptar la propuesta del constructor y transformar su cochera en un espacio habitacional independiente de su casa, para rentarlo y obtener un ingreso extra.

Unos meses después, el garaje quedó convertido en un funcional departamento que rentaron a 1,200 dólares por mes a un hombre de 80 años.

“Ese dinero ha sido una gran ayuda para pagar nuestra hipoteca”, explica Milvia.

El constructor Luis Orellana ayudó a Milvia Girón con la conversión de su garaje en cochera. (Araceli Martínez/La Opinión).
El constructor Luis Orellana ayudó a Milvia Girón con la conversión de su garaje en cochera. (Araceli Martínez/La Opinión).

El garaje de Los Girón, con medidas de 20 por 20 metros cuadrados, se transformó en un departamento de dos pequeñas dormitorios, una cocina, un baño y una recepción.

Nueva ley

Hasta hace dos años, la conversión de los garajes o cocheras en unidades habitacionales para renta era ilegal en el estado de California, pero en 2016, el gobernador Jerry Brown hizo ley la medida AB 2299 del asambleísta Richard Bloom de (D-West Los Ángeles).

La nueva ley entró en vigor el 1 de enero de 2017 para hacer más fácil que los californianos obtengan permisos para construir una segunda unidad en su propia vivienda.

Según la Asociación de Apartamentos de California, que patrocinó la ley, el estado está sufriendo para llenar las necesidades de sus ciudadanos en materia de vivienda a precios razonables y cercana a los centros de trabajo y transportación pública.

La AB 2299 promueve el desarrollo de las segundas unidades para llenar esa alta demanda de vivienda de alquiler. Los garajes convertidos en apartamentos pueden proveer un hogar para los estudiantes universitarios, padres ancianos, parejas, personas solas o con discapacidad.

El constructor Luis Orellana ayudó a Milvia Girón con la conversión de su garaje en cochera. (Araceli Martínez/La Opinión).
Milvia Girón está muy contenta porque pudo convertir su garaje en un departamento de dos dormitorios y con eso ayudarse para pagar la hipoteca de su casa. (Araceli Martínez/La Opinión).

Las segundas unidades son una forma más rápida de aliviar la escasez de vivienda a buen precio.

La ley AB 2299 establece que las ciudades y gobiernos locales deben aprobar ordenanzas para regular estas unidades de vivienda.

Dichas unidades deben ser para una o dos personas, independientes, proveer condiciones para vivir, dormir, comer, cocinar, y ubicarse en la misma parcela que la casa principal de la familia donde se encuentran situadas.

Las ordenanzas o leyes locales que se produzcan no deben ser más estrictas que los requisitos impuestos por la AB 2299. Además, si una ciudad no tiene una ordenanza, o es diferente de las provisiones establecidas por la ley estatal, los términos de esta última deben prevalecer.

Los Girón convirtieron su garaje en un departamento de dos dormitorios. (foto suministrada).
Los Girón convirtieron su garaje en un departamento de dos dormitorios. (foto suministrada).

¿Cómo le hicieron Los Girón?

Luis Orellana, propietario de la constructora Red Vision Construction, dice que en promedio convertir un garaje en departamento, puede costar entre 60,000 y 70,000 dólares. “El precio varía de acuerdo a las condiciones del garaje, y lo que se quiera hacer. Puede convertirse en un departamento de uno o dos dormitorios o en un estudio abierto sin paredes”, dice.

“Con el apoyo de programas locales y estatales, los propietarios de casa que quieran construir una segunda unidad habitacional no tienen que dar un enganche, ni refinanciar, y comienzan a pagar el préstamo por la edificación 18 meses después”, explica.

Tampoco les aumentan los impuestos a la propiedad que pagan cada año, a menos que refinancien su casa, indica.

“El constructor les consigue el préstamo para la conversión, y se encarga de conseguir permisos con la Ciudad  y de los planos”, subraya.

¿En qué cuánto tiempo terminan de pagar la conversión de los garajes a departamentos? El tiempo lo fija el propietario de la casa, pueden ser 5, 10 o 15 años, dice Orellana.

Añade que la remodelación típicamente se lleva alrededor de ocho semanas. “El trabajo es fácil y rápido. Los permisos son los que nos dilatan”, indica.

El constructor comenta que muchos latinos propietarios de casas han aprovechado la nueva ley para convertir sus cocheras en departamentos. “Solo mi compañía ha convertido entre 150 y 200 garajes en viviendas independientes en Los Ángeles, pero la mayoría no conocen esta ley y hay mucha desinformación. Por eso debo decir que son pocos en el Valle de San Fernando y en el este de Los Ángeles los que saben que tienen esta opción”, señaló.

Actualmente muchas familias usan sus garajes para rentarlo a tres o cuatro personas. “Pero si no lo hacen bajo las reglas de la ley AB 2299 sigue siendo ilegal. Cuando les cae un inspector, no solo los obliga a destruir la instalación que construyeron sino que les imponen multas por más de 10,000 dólares”, señala.

Milvia dice que se sienten muy contentos de haber transformado su garaje en un departamento. “Es completamente independiente de nuestra casa. Ni siquiera nos damos cuenta de lo que hace nuestro inquilino. Ni él sabe de nosotros”, explica.

“Es como una vivienda aparte. Tiene su propio número. Su propio medidor de luz. El inquilino no paga agua ni gas”, aclara.

Lo mejor de todo, dice, es que la renta que reciben por su departamento les ha servido mucho, además de que su propiedad subió de valor.

El garaje convertido en departamento tiene su propia cocina. (foto suministrada).
El garaje convertido en departamento tiene su propia cocina. (foto suministrada).

Lo que debes saber

La ley AB 2299 establece que el garaje convertido en una unidad habitacional separada de la residencia principal no es para venderse, pero puede alquilarse.

La unidad habitacional es para fines de uso familiar, y debe estar localizada dentro de la residencia o en el mismo lote.

No debe exceder el 50% del área de vivienda ni los 1,200 metros cuadrados.

Los propietarios pueden convertir una porción de sus casas en una unidad de vivienda, siempre y cuando tenga su propia entrada, cocina y un baño. O bien como en el caso de los Girón usar una estructura existente, como el garaje o una casa de alberca para convertirla en un departamento.

Si deseas más información, puedes llamar a Luis Orellana al 1-800-777-6284. O visitar su página Redvisionconstruction.com