¿Por qué más latinas que latinos se están graduando de la universidad?

En general, las mujeres de todas las razas en EE UU están aprovechando la educación superior que los hombres

No solo las latinas se están graduando más que los latinos en las universidades de Estados Unidos sino que las mujeres en general en el país, le llevan la delantera a los varones al obtener un título universitario.

Esto también está pasando con afroamericanas y blancas”, dijo Michele Siqueiros, presidenta de la Campaña por Oportunidades Universitarias  (The Campaign for College Opportunity) durante la conferencia anual de la Asociación de Reporteros de la Educación (EWA) en Miami.

En el otoño de 2017, el Departamento de Educación de EE UU reveló que más del 56% de los estudiantes en las universidades eran mujeres.

Se trata de una tendencia imparable que cada año va a la alza. El Departamento de Educación estima que el 57% de los estudiantes de las universidades serán mujeres para 2026.

Audrey Dow, vicepresidenta de la Campaña por Oportunidades Universitarias dijo que esta brecha entre mujeres y hombres en la universidad es una gran pregunta y problema.

“Lo que vemos en todas las razas, es que los hombres se inscriben para ir a la universidad, pero en grandes números no terminan, dejan las clases para irse a trabajar porque muchas veces son responsables de proveer por sus familias”, opinó.

Comentó que muchos hombres necesitan ver resultados inmediatos y más tangibles, por lo que optan por el trabajo, cuando a largo plazo van a ganar más con una carrera universitaria.

Dow hizo ver que las universidades y colegios tienen que plantearse cómo responder a esta disparidad tan grande entre hombres y mujeres en sus campus. “Deben ver cómo apoyar a esos muchachos para motivarlos a que vayan a la universidad y se queden. Tal vez tengamos que mejorar los planes de estudios y ofrecerles diferentes opciones”.

Indicó que no se puede cerrar los ojos ante este problema y decir que estos muchachos están equivocados sino pensar en lo que las instituciones pueden hacer para responder a este desafío.

Tampoco se puede ignorar el papel que puede tener el sistema de justicia criminal. “Los estudiantes son disciplinados en tasas más altas que las mujeres especialmente en las comunidades de color. Son suspendidos y detenidos con frecuencia cuando deben buscarse una intervención más constructiva. Los muchachos latinos tienden a ser más criminalizados y eso disminuye la oferta de universitarios”, dijo.

Es importante, enfatizó darle a los muchachos acceso y apoyo equitativo a la universidad porque la mayoría de los trabajos requieren un diploma universitario. “En el futuro vamos a necesitar más graduados de universidad. No podemos darnos el lujo de dejar a ningún grupo fuera. Necesitamos doctores, ingenieros, trabajadores de la salud. Podemos hacerla mejor para atraer más muchachos a la universidad y hacer que se gradúen”, señaló.

Una diferencia de siete puntos

El Sistema de Datos Integrados de Educación Superior (IPEDS) reveló que la tasa de graduación de la licenciatura, nivel técnico y en las instituciones de transferencia a los dos años para las latinas es de 49% comparada con el 42% de los latinos.

Diana Maldonado, estudiante del cuarto semestre de enfermería en el Colegio del Este de Los Ángeles ya había notado que hay menos estudiantes varones en las aulas.

A como está la economía, muchos prefieren buscar trabajo y ayudar a la familia en vez de terminar la escuela”, dijo.

“Cuando encuentran un trabajo que les pague más que el mínimo, abandonan la escuela”, comentó.

Saúl Ríos, graduado de la carrera de Ciencias Políticas de Colegio Loyola Marymount consideró que el aumento de las mujeres en las universidades se debe a que tienen más motivación en sus familias para estudiar y a que ahora hay más oportunidades para ellas.

“Los padres están dando más apoyo a las mujeres para estudiar. Y puede ser que los muchachos estén escogiendo carreras cortas más prácticas”, indica.

“Yo iba a la universidad al mismo tiempo que trabajaba. Fue muy difícil pero conseguí terminar”, dijo.

Ríos dijo que las universidades deben ofrecer más clases en línea y programas a distancia para que los varones que trabajan puedan tener más alternativas para terminar sus estudios universitarios.

Los números más recientes del otoño de 2017, la Universidad de California (UC) reportó que el 54% de la población estudiantil que estudia la licenciatura son mujeres contra 46% de los hombres. De todos los programas licenciatura, maestrías y doctorados, el 52% son mujeres contra 47% de hombres.

Durante el mismo periodo escolar, la Universidad Estatal de California (Cal State) documentó que el 56.5% de sus estudiantes son mujeres y el 43.5% son hombres.

En los colegios comunitarios de California, para el invierno de 2017, se indica que solo de los estudiantes que asisten por primera vez, el 60.88% son mujeres contra 35.93% de hombres. Entre los estudiantes que continúan, el 54.43% son mujeres contra 44.84% de hombres

Un reporte del Instituto de Políticas Públicas (PPIC) determinó que California necesitará 1.1 millones más de trabajadores con título universitario en el 2030 para satisfacer las demandad de la economía.

Y menciona que las regiones que jugarán un papel crítico para llenar esta demanda son el condado de Los Ángeles, Inland Empire y el valle de San Joaquín.