El sexo no es tan importante, la ciencia lo confirma

No apreciamos los intentos de seducción de las personas que no nos interesan o incluso de nuestra pareja si no estamos en el momento adecuado
El sexo no es tan importante, la ciencia lo confirma
Los expertos no se ponen de acuerdo en si la adicción al sexo se trata de un mito o una enfermedad real.
Foto: Getty Images

El sexólogo y youtuber César Galicia decidió aclarar este tema a través de su cuenta de  Twitter, ya que es una de las dudas que más pacientes le plantean.

Según cuenta Galicia, cuando aparecen las ganas de tener sexo no se trata de una necesidad fisiológica. Si no se cumple el deseo, no vamos a morir. Más que otra cosa es un objetivo basado en un deseo externo.

Para explicar esto toma como referencia las explicaciones de Emily Nagoski, una educadora sexual que define al sexo como un sistema de motivación por incentivos. Esto significa que no viene de una falta interna (como el hambre) sino que aparece cuando un incentivo se presenta.

La motivación por el sexo es más una curiosidad que una necesidad, afirma Nagoski. Quizás puede ser frustrante no llegar a tener contacto físico con la persona que te atrae, pero eso definitivamente no te matará. En cambio, la falta de comida o de agua sí puede provocar la muerte.

Es algo que resulta evidente, pero que fundamente el estudio de que el sexo no responde a una necesidad física de naturaleza vital. Tan solo lo es como parte de la reproducción, pero como medio para proporcionar placer no.

Dicho esto, no olvidemos que es una excelente forma de disfrutar, de hacer ejercicio y generar endorfinas. Nos hace sentir bien por dentro y por fuera porque también es beneficioso para la piel. Pero si no lo practicas por decisión propia o por otros motivos, tranquilo, no hay repercusiones graves.