Neymar acepta que finge las faltas ¡volviéndose a tirar!

Foto: EFE

SAO PAULO, Brasil – El delantero brasileño Neymar salió al paso de las críticas por sus caídas y admitió que sus reacciones, en ocasiones, fueron exageradas durante el Mundial de Rusia 2018, pero pidió ayuda para “levantarse”, en un polémico anuncio de televisión que ha generado debate en Brasil.

“Usted puede pensar que exagero. A veces reconozco que exagero. Pero es real que sufro dentro del campo. Ahora, de verdad, usted no imagina lo que pasó fuera de él”, aseguró Neymar en un anuncio de televisión de la marca Gillette que se propagó por las redes sociales con comentarios a favor y en contra del delantero.

Con imágenes en blanco y negro, Neymar, de 26 años, admite que no ha aprendido a “decepcionar” a los hinchas y que, si a veces parece un niño “mimado”, es porque no ha aprendido a lidiar con la frustración.

“Dentro de mí existe un niño, a veces encanta al mundo. A veces irrita a todo el mundo. Pero mi lucha es para mantener a ese niño vivo”, asegura el delantero del Paris Saint-Germain, quien sigue de trending topic en Twitter en Brasil.

Neymar, que protagonizó el traspaso más caro de la historia del fútbol, aseguró haberse transformado en “un nuevo hombre” y pidió ayuda para ponerse en pie tras sus caídas.

“Yo me caí, pero solo quien se cae se puede levantar. Tú puedes continuar tirando piedras. O puedes dejar esas piedras y ayudarme a ponerme de pie, porque cuando yo me pongo de pie, colega, Brasil entero se levanta conmigo”, concluye el camisa 10 de la selección brasileña.

El anuncio de Neymar generó opiniones encontradas en las redes sociales. Mientras algunos internautas valoraban la sinceridad del brasileño, otros cuestionaban que el “mea culpa” hubiera sido entonado a través de la propaganda de una marca.

El líder de la selección brasileña fue duramente criticado por su actitud durante el Mundial de Rusia de 2018, en el que Brasil quedó eliminada en cuartos de final frente a Bélgica, y por su silencio tras la derrota.

Neymar tan sólo se dirigió a la prensa casi dos semanas después de dejar Rusia y lo hizo durante un evento organizado por la fundación que lleva su nombre, en el que justificó que su fútbol es de “regate”.

En el anuncio, lanzado el domingo, Neymar rebajó el tono usado en anteriores tras el Mundial, en los que llegó a afirmar que sus “espaldas son anchas” y que está “acostumbrado” a las críticas.