Según la ciencia, estas son 6 señales de que has encontrado al amor de tu vida

Si estás actualmente en una relación que te tiene entusiasmado, aquí te dejamos unos puntos a considerar para que sepas si es o no la "buena"
Según la ciencia, estas son 6 señales de que has encontrado al amor de tu vida
Todos desean encontrar a su otra mitad.
Foto: Shutterstock

Seguramente, cada vez que inicias una nueva relación te haces la misma pregunta: ¿será este el amor de mi vida? Algunos lo han encontrado en tan solo un par de intentos, mientras que otros podrían tardarse toda una vida en encontrarlo.

Si en este momento te encuentras en una relación y realmente estás sumamente enamorado, las cosas fluyen perfecto, lo que te hace pensar que quizás esta vez si sea la persona correcta, aquí te dejamos 6 puntos de debes responder, según la psicología, para saber si es o no el amor de tu vida.

1. Dices más “nosotros” que “yo”

El lenguaje también sirve para expresar el amor. Si ahora hablas de tu relación como “nosotros”, estás realmente cerca a querer estar con esa persona para siempre.

2. Estás dispuesto a sacrificarte por el otro

El no sacrificarse puede perjudicar la estabilidad de las parejas. Si estás listo para asumir el reto, el cual puede ir desde lo emocional hasta lo económico, entonces te garantizamos que tu relación será más duradera y de mayor compromiso.

3.  Adoras mirar su rostro

Es cierto que una mirada dice más que mil palabras. Esta indica cuando se trata de amor verdadero, ya que cuando existe este sentimiento, los ojos se centran en la cara y no en el cuerpo.

4. No te angustia tener que depender de alguien más

Para muchos, depende de otro puede resultar bastante incómodo. Con amor, las opiniones negativas sobre la dependencia se esfuman y sustituyen por los conceptos de proximidad y compenetración.

5. Las similitudes son más que las diferencias

Polos opuestos no siempre se atraen, por lo que si buscas una relación duradera deberá haber más parecidos que diferencias.

6. Hay atracción física

Científicamente está comprobado de que el sexo definitivamente une a las parejas y es signo del amor consumado.