Conoce a Denise Bidot la modelo curvilínea que será jurado de ‘Nuestra Belleza Latina’

"Lo que tenemos que celebrar es que hay mujeres de todos los tamaños, colores y eso es lo que debería ser excelente"
Conoce a Denise Bidot la modelo curvilínea que será jurado de ‘Nuestra Belleza Latina’
Denise Bidot
Foto: Cortesía Univision

Entre todos los cambios que trae esta temporada de ‘Nuestra Belleza Latina’ sin excusa y sin talla, también está el jurado. Hoy Univision dio la sorpresa de anunciar que la modelo curvilínea Denise Bidot estará en el reality.
La modelo plus size no solo será jurado, sino también hará de mentora de las concursantes y la directora de lo que ahora será la ‘Universidad de Nuestra Belleza Latina’.
En exclusiva hablamos con la puertorriqueña que desafió los ‘No’ hasta conseguir el ‘Si’ y desfilar en las mejores pasarelas del mundo.

Pregunta: ¿Cómo te sientes de ser jurado en esta etapa de ‘Nuestra Belleza Latina’ donde se empodera a la mujer, más allá de su físico?
Denise Bidot: Es súper importante enseñarle a las mujeres, no importa de qué edad, que no venimos en un size solamente. Yo siempre digo que no hay forma incorrecta de ser mujer, y me encanta que el tema de este año sea sin talla, sin límites, sin excusas… Pienso que es lo que necesitamos hoy, lo que tiene que estar en la televisión… Estoy súper orgullosa de estar aquí representando a la mujer latina con curvas, moderna, que no necesita que nadie le diga ‘no’, porque el ‘yes’ me lo digo yo.

P: ¿Tú viste las temporadas anteriores de ‘Nuestra Belleza Latina’? ¿Qué sentías?
D.B.: Dolor… La realidad es que era necesario, hemos visto unas ganadoras que le dieron tremendas oportunidades con un éxito increíble… No se puede decir nada malo, pero pienso que mejor que mirar lo que se puedo hacer anteriormente, es ver lo que se puede hacer ahora, y lo bueno que es la oportunidad de cambiar el tema, las opiniones, la mentalidad.

P: ¿Cuándo tu descubriste que eras feliz siendo una mujer curvilínea?
D.B.: Cuando mi mamá vivía en Puerto Rico era parte de todos estos concursos de belleza, y siempre estuvo con una batalla eterna con su peso, subía y bajaba y sufría… Yo vi todo eso y desde muy joven me di cuenta que la felicidad no venía con el size, porque yo la veía igual de bella cuando era grande, que cuando era chiquita, en la lucha de ella me dio toda la seguridad que yo necesitaba. Para mí fue súper impactante, porque parte de lo que yo quería hacer como madre es de que mi hija no se puede sentir mal por ser quien es e incluso poder ayudar a mi mamá… Es una maravilla que en el 2018 estemos celebrando a las mujeres de todos los niveles.

P: ¿Cómo fue el momento en el que llegaste a las pasarela y dejaste de recibir tantos ‘no’?
D.B.: Los ‘NO’ siempre vienen. Un maestro de actuación que yo tuve cuando tenía 13 años siempre decía, que no importaba si cuando entrabas al cuarto tranquilo te decían ‘next’, y nos hacía gritar “¡next, next!”… Cada vez que alguien me cerraba una puerta, buscaba que la siguiente se abriera, nunca dejando de ser mí misma: buena gente, disfrutándome los momentos, los altos y los bajos porque eso es parte de nuestra industria. Pero cuando yo caminé esa pasarela no me lo podía creer… Cuando me mudé a New York que dijeron que no lo hiciera porque las modelos que trabajan allí son altas y flacas. No había un espacio para una mujer como yo, pero me fui con un sueño grande que nadie me creía, y fue el momento que cerré esa pasarela del 2014 con Serena Williams, que demostré que sí. Anna Winter (directora de Vogue) en la primera fila aplaudiendo ¡parecía una película!… No solo porque era una mujer de curvas, sino porque me había dicho no tantas veces… Yo desde una altura de 5’7’ gordita de un size 14 decía que todas las mujeres lo podían lograr.

P: ¿Cuál ha sido el ‘No’ que más te ha dolido?
D.B.: Ha habido muchos proyectos en donde yo he sentido que hubiera sido perfecta, especialmente en show de televisión, porque muchas veces me cerraron la puerta. Cuando tenía 18 años me veía más gordita y siempre me decían: “No, Denise, tu tienes la oportunidad de ser la protagonista, pero el cuerpo de su mejor amiga, no tenemos dónde ponerte”… Eso me dolía más que por no tener el proyecto, por hacerme sentir que el talento no era suficiente. Por eso me encanta poder venir aquí y mostrarle a la gente que el talento sí importa, que la mujer importa.

P: ¿Qué es lo que tu buscas como jurado?
D.B.: Una mujer feliz, que sepa quién es, que camine esas pasarelas con confianza y orgullo y que represente su país y la cultura latina como debe ser y darse el chance.

P: En este casting hay de todo: curvilíneas y de las que todavía representan las medidas de la mujer considerada perfecta, ¿las vas a aceptar también?
D.B. : ¡Claro! Porque yo he trabajado con estas mujeres flacas todo el tiempo, tengo amigas que miden 6 pies y son un size 2 y come más que yo. Lo que tenemos que celebrar es que hay mujeres de todos los tamaños, colores y eso es lo que debería ser excelente. Tenemos mujeres mayores, jóvenes, de todo.

P: Además de jueza serás la mentora y la directora de ‘Nuestra Belleza Latina University’, ¿serás exigente?
D.B.: Vamos a ver cómo seré como directora, vamos a apoyarlas e incentivarlas porque ellas saben que yo vine como ellas donde la gente no sabía lo que yo iba a hacer. Voy a ser bien honesta no voy a ser hipócrita, tienes que trabajan bien fuerte, no es fácil pero la muchacha que tenga la pasión correcta va a sobresalir.