Operación Narconetas: golpe al Cártel de Sinaloa en Los Ángeles

Autoridades arrestan a 20 en operativo contra célula que contrabandeaba drogas de México a Estados Unidos

Poniendo fin a una investigación de tres años por parte de un equipo especial antidrogas de Los Ángeles, las autoridades arrestaron el miércoles por la mañana a 20 acusados de contrabandear grandes cantidades de narcóticos de México en nombre del Cártel de Sinaloa.

Los arrestados están entre 57 acusados, incluidos en tres acusaciones que fueron reveladas hoy. Dos de los acusados ya estaban bajo custodia del estado y serán a las autoridades federales. Los restantes 35 acusados son actualmente fugitivos, y se cree que la mayoría está en México.

La investigación – denominada Operación Narconetas – se enfocó en tres organizaciones narcotraficantes que supuestamente transportaban cantidades masivas de cocaína, metanfetamina y heroína desde México hasta el área metropolitana de Los Ángeles y otras localidades de todo Estados Unidos. La investigación reveló que los agentes del Cártel de Sinaloa trasladaron narcóticos a los confines del norte de México, y los acusados transportaron las drogas a Estados Unidos, a menudo usando vehículos con compartimentos ocultos.

 

Las autoridades confiscaron más de un millón de dólares a los contrabandistas. (Aurelia Ventura)

Como resultado de la Operación Narconetas, las autoridades incautaron aproximadamente 850 libras de metanfetamina, casi una tonelada de cocaína, 93 libras de heroína, casi 50 libras de marihuana y $1,420,000 dólares en efectivo.

La droga a menudo era almacenada en “casas de seguridad” en ciudades a través del Sur de California, para luego ser distribuida a todo el país.

En la investigación de la Fuerza de Ataque de Los Ángeles particip�� la Oficina Federal de Investigación (FBI), en asociación con la Administración de Control de Drogas (DEA). También incluyó a la Policía de los Ángeles; Investigación Criminal del IRS; Servicio de Inmigración y Control de Aduans; la Policía de Azusa, Fullerton, Glendale, Pomona y Torrance. El equipo se formó en 2014 para ir tras los cárteles de la droga mexicanos que operan en Los Ángeles.

 

Imagen muestra droga escondida en compartimentos secretos de un auto. (Aurelia Ventura)

“Más que simplemente confiscar grandes cantidades de drogas y dinero, esta investigación fue capaz de identificar a los traficantes mexicanos de primer nivel que dirigieron las transacciones, y que pensaron que estaban usando dispositivos de comunicación seguros para cometer sus crímenes”, dijo la fiscal asistente de Estados Unidos, Tracy L. Wilkison. “Nuestra capacidad para acceder a esas comunicaciones siguen siendo una parte importante de nuestra capacidad para resolver estos crímenes. La fuerza de Ataque de Los Ángeles se ha convertido en un líder en el uso de técnicas innovadoras de investigación para atacar a las organizaciones de narcotráfico basadas en México”.

“El área metropolitana de Los Ángeles es utilizada por organizaciones criminales como centro para el transporte y distribución de drogas ilícitas en Estados Unidos”, dijo el agente especial asociado de la DEA, Bill Bodner. “La operación conjunta de hoy envía un mensaje claro de que las autoridades están comprometidas a detener el flujo de narcóticos en nuestro país y proteger a los estadounidenses de la violencia que acompaña al narcotráfico”.