La solución que estrangula y asesina tumores cancerígenos

Es cuatro mil veces más delgado que un cabello
La solución que estrangula y asesina tumores cancerígenos
Así se ven las células cancerosas dentro del cuerpo.
Foto: Shutterstock

La comunidad científica mundial no descansa en su búsqueda de un método efectivo para combatir el cáncer, uno de los grandes males de este siglo. Y parece que cada vez está más cerca de encontrar una manera de contrarrestar esta enfermedad que, tan sólo este año, afectará a dos millones de personas en EEUU, según cifras del Instituto Nacional del Cáncer.

Hace unos días la noticia del descubrimiento de unos medicamentos que, literalmente, ponen el cáncer a dormir y evitan su crecimiento y su reproducción, dio una nueva esperanza a enfermos y sus familias. Hoy, la noticia de un nanorobot capaz de ingresar al organismo y soltar agentes asesinos de tumores, alimenta esa esperanza.

Científicos chinos han diseñado, a través de nanotecnología y plegando moléculas de ADN en un proceso similar a la papiroflexia, lo que denominan un “caballo de Troya”: se trata de un dispositivo, cuatro mil veces más delgado que un cabello, que libera “asesinos” para combatir tumores cancerígenos.

¿Y cómo funciona?

Toda la sangre, el oxígeno y la energía se transmiten a las células cancerosas a través de los vasos sanguíneos, por lo que el objetivo es bloquear, con este nanorobot, los vasos que alimentan los tumores para evitar la irrigación de sangre y estrangularlos.

Ding Baoquan, investigador del Centro Nacional chino de Nanociencia y Tecnología (NCNST), dobló un ADN monocatenario de un fago (un tipo de virus) en forma de hoja rectangular para después colocar cuatro moléculas de trombina (que es una enzima de coagulación en el plasma sanguíneo) en la misma y enrollar todo.

En la interfaz, a través de fragmentos de ADN de proteína nucleolina se instalaron bloqueos, formando un nanorobot o “caballo de Troya”, con un diámetro de 19 nanómetros y unos 90 de largo.

Una vez inyectado, el “caballo de Troya” viaja a través de los vasos sanguíneos y sólo los tumores tienen “la llave” para abrir los bloqueos, informó el medio oficial Xinhua.

Una vez liberadas las moléculas de trombina, se encargan de atraer plaquetas y proteína de fibrinógeno para formar un gran trombo o coágulo en el vaso sanguíneo y cortar el suministro de sangre, lo que aísla y estrangula al tumor. Una vez finalizada la tarea el nanorobot puede eliminarse sin problema.

Los resultados…

En un experimento con ocho ratones con melanoma, en tres de ellos el tumor desapareció y su vida se prolongó de 20.5 días a 45, sin encontrarse metástasis ni resto del cáncer en ellos.

Los investigadores han llevado a cabo experimentos controlados con el nanorobot en más de 200 ratones con melanoma, cáncer de mama, cáncer de ovario y cáncer de pulmón primario, y han encontrado que resulta efectivo para eliminar el tumor en la mayoría de los casos.

Con información de EFE