Fiscal honra a tres angelinos valientes

Fiscal reconoce a personas que ayudaron a detener crímenes violentos
Fiscal honra a tres angelinos valientes
De izq.-der., arriba, la fiscal asistente Mary Murray y Grace Rai; la fiscal del condado, Jackie Lacey y la fiscal asistente Suzanna Friedman. Abajo, Luz Arias y James Gutiérrez. (Cortesía de la Fiscalía)

Un hombre que fue golpeado por un ladrón que se introdujo en su casa, otro más que ayudó a detener a un atacante que dejó inconsciente a un agente del Sheriff y una mujer que se interpuso en una pelea, a pesar del peligro a su físico.

Esos fueron los valientes angelinos que la fiscal de Distrito del condado de Los Ángeles reconoció esta semana durante una ceremonia para premiar a aquellos que intervinieron en ataques violentos.

“Me inspiran las acciones de estas personas valientes y abnegadas quienes, en algunas instancias, se pusieron en peligro para ayudar a extraños”, dijo la fiscal Jackie Lacey. “Cualquiera de estos casos pudo haber terminado en muerte si no fuera por los actos heroicos de estas personas.”

La Fiscalía de Distrito del Condado de Los Ángeles presenta estos premios varias veces al año a personas quienes llevaron a cabo actos de abnegación y valentía extraordinaria al ayudar a enjuiciar a criminales, ayudar a víctimas, prevenir crímenes o hasta capturar a los sospechosos.

Robo armado en casa

En la temporada navideña de 2013 un hombre asaltó a mano armada varios hogares en Long Beach, Torrance, Westchester, Covina, Los Ángeles y Sylmar e incluso mató a una víctima. Su último robo armado fue en un hogar de Riverside. En ese asalto el acusado tocó la campana y cuando contestó James Gutiérrez, el hombre entró a la casa a la fuerza y apuntando la pistola a la cabeza del residente.

Gutierrez, de 34 años y residente de Redlands, advirtió a su esposa – quien estaba en su cuarto – para que llamara a la policía y se encerrara en la recámara. Gutiérrez continuó advirtiendo a su esposa mientras que el sospechoso le golpeaba con la pistola.

Mientras la esposa estaba en el teléfono con la policía, el acusado rompió la puerta y entró al cuarto y forzó a las dos víctimas a acostarse en el piso. Gutiérrez se puso encima de su esposa para protegerla mientras que el ladrón continuaba dándole en la cabeza con la pistola. Cuando el acusado intentó huir, llegó la policía y fue arrestado rápidamente, terminando así su ola de crímenes.

El 5 de abril de 2018, el acusado fue condenado a cadena perpetua en prisión.

Ve ataque con un palo de golf e interviene

El 16 de octubre de 2016, una mujer acompañada de un amigo fue a la casa de su exnovio en Bellflower para recoger sus pertenencias. El amigo y el exnovio discutieron y la pelea se convirtió en un ataque violento en contra del amigo, quien fue golpeado en la cabeza con un palo de golf.

Luz Arias, de 65 años y residente de Bellflower, manejaba su vehículo en el área cuando vio el ataque. A pesar de que ambos hombres eran más jóvenes, Arias detuvo su carro, les gritó que dejaran de pelear e intercedió físicamente cuando el ataque continuó.

El sospechoso empujó a Arias al suelo, pero aun así ella se levantó y se puso entre la víctima y el criminal hasta que dejó de atacarlo.

El acusado no disputó un cargo de asalto con arma mortal, un palo de golf. El 17 de mayo de 2017 fue condenado a dos años en prisión.

Detiene golpiza a agente del Sheriff

Un agente del Departamento del Sheriff de Los Ángeles estaba sacando a un hombre del Lakewood Mall por haber estado peleando con su novia el 15 de agosto de 2014. El hombre, quien no estaba esposado, atacó al agente y lo golpeó hasta que quedó inconsciente, para después patearlo y pisotearle la cabeza y cuello.
Richard Fredrick, de 70 años, estaba sentado en una mesa cuando vio el ataque. De inmediato corrió hacia al hombre y lo tumbó al piso. En ese momento, el compañero del agente – quien había estado con la novia del acusado – arrestó al hombre.

El 3 de agosto de 2017, el acusado no disputó un cargo de asalto a un oficial de la ley, intento de asesinato y otros cargos. Fue condenado a 14 años y ocho meses en prisión y perdió los créditos por los tres años que ya llevaba en la cárcel.