Una perrita de raza Pit Bull murió tras sufrir abuso sexual

Las autoridades están en busca de las personas que le hicieron daño; "Cargo", la perrita, fue encontrada al sur de Los Ángeles
Una perrita de raza Pit Bull murió tras sufrir abuso sexual
Dianty Márquez, quien rescató a la pit bull, le puso "Cargo" de nombre.
Foto: Captura de Facebook / Ghetto Rescue Foundation

Una perra de raza Pit Bull murió tras ser herida y abandonada en el sur de Los Ángeles, dos semanas después de ser adoptada. El animal presentaba indicadores de abuso físico y sexual. Ante los hechos, un refugio para animales le ha solicitado a las autoridades que investiguen la muerte de la mascota.

La pequeña mascota respondía al nombre de”Cargo”, ésta tenía solo cinco años, y fue abandonada en frente de una casa ubicada en la cuadra 200 de 85th Street el lunes de la presente semana.

En entrevista con la cadena KTLA5, una residente, que pidió permanecer en el anonimato, dijo que sus vecinos vieron a dos hombres afroestadounidenses dejar a la pit bull en ese domicilio. Ella por su parte intentó contactar a funcionarios de la ciudad y a la perrera del condado, pero no tuvo éxito. Por esta razón la mujer acudió a Ghetto Rescue Foundation, una organización sin ánimo de lucro con sede en Anaheim Hills.

En un vídeo captado por Dianty Márquez, persona que trabaja para la fundación, se aprecia cómo la perrita sufría. Ella por su parte trataba, con caricias, brindarle algún tipo de consuelo. La Pit Bull al momento de ser encontrada llevaba una soga alrededor del cuello y no se podía mover, según informó Márquez.

La trabajadora de la fundación logró subirla a su auto y la llevó al hospital donde recibió atención veterinaria de emergencia. Fue allí donde descubrió lo que “Cargo” había sufrido. Poco después falleció debido a una rotura de aorta, posiblemente a consecuencia del abuso físico que sufrió.

Los veterinarios también descubrieron que “Cargo” tenía un microchip y determinaron que fue adoptada el 23 de julio en el Refugio para animales del condado de Orange, donde estuvo alojada durante tres meses. Los funcionarios del refugio están colaborando con las autoridades para dar con las personas que le hicieron daño.

A toda persona con información acerca del caso se le pide contactar a la rama del Departamento de Policía de Los Ángeles encargada de maltrato animal al (213) 486-0450.