De regreso a clases en Los Ángeles

Estudiantes del LAUSD inician su Nuevo año escolar

Cristina Quiroz y su hijo Sebastián Valenzuela de 9 años llegaron temprano a la escuela primaria Lankershim en North Hollywood.

Era el regreso a clases para el chico que empieza el cuarto grado y ambos estaban emocionados.

Sebastián, quien se la pasó nadando durante el verano (un deporte en el que compite), también estaba un poco nervioso. Acaba de cambiar de plantel.

“Es una nueva escuela para mí y hay muchas cosas nuevas”, dijo el menor. “Me gusta la escuela. Realmente es divertida y aprender te ayuda mucho en el mundo”.

Su  madre agregó que espera que su hijo tenga un buen año, aunque expresó un poco de preocupación por el “bullying” en los planteles.

“Espero que se acabe el bullying”, dijo. “Los padres tenemos que ver qué está pasando y poner más atención a nuestros hijos”.

Estudiantes llegan a la escuela primaria Lankershim de North Hollywood. (Francisco Castro)

 

Nuevo año escolar

Más de 600,000 estudiantes del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) regresaron a clases este martes luego de un año en que vivieron un disparo accidental en una escuela intermedia cerca del centro de Los Ángeles que desató el caos en el plantel y toda la ciudad.

Este nuevo año comienza también con amenazas de una huelga por parte del Sindicato de Maestros de Los Ángeles (UTLA) que sigue negociando un nuevo contrato y alzas salariales.

Y luego está la reciente dimisión de Ref Rodríguez, exmiembro de la junta del LAUSD por el Distrito 5 – quien agobiado por acusaciones de fraude electoral en su postulación para el cargo- terminó dejando el puesto y ese cuerpo administrativo debe llenar esa ausencia.

Este año también comienza con el nuevo superintendente Austin Beutner, quien planea un recorrido visitando escuelas por todas las zonas del LAUSD.

Beutner recordó a los padres que lo vital es que los estudiantes lleguen a la escuela, si quieren que sus hijos tengan éxito escolar.

Las escuelas del LAUSD iniciaron clases este martes. (Francisco Castro)

“Sabemos que la asistencia importa ya que los estudiantes que atienden a la escuela regularmente tienen mejores resultados escolares”, indicó en un comunicado.

En esto concuerda Elizabeth Olivares, quien se apuró este martes para llevar a su hija Celeste a la escuela temprano.

“Estoy feliz, contenta de que terminó tanta vacación”, dijo la madre. “Por ratos la ponía a leer para que no se le olvidara, pero esto es una buena actividad para ella.

Es un nuevo año de aprendizaje para todos”, dijo.

 

Seguridad en las escuelas

Los estudiantes de la primaria Lankershim fueron recibidos ayer por un contingente de policías de tránsito apostados a la entrada, quienes recalcaban la importancia de tener cuidado al manejar, caminar o ir en bicicleta alrededor de los planteles escolares.

“Es un cambio de rutina para todos. (El regreso a clases) va afectar el tránsito de todos en la ciudad de Los Ángeles”, enfatizó el detective Bill Bustos de la División de Tránsito de la Policía de Los Ángeles. “Aunque usted no tenga un alumno, tiene que tener cuidado al manejar por las escuelas”.

Su recomendación principal es salir con tiempo para llegar seguro a su destino. “La gente comete errores cuando andan apurados”, recalcó.