Haciendo este ejercicio, lograrás dormir profundamente en tan solo 1 minuto

Garantizado que en cuanto tu cabeza entre en contacto con la almohada no habrá nada ni nadie que te levante
Haciendo este ejercicio, lograrás dormir profundamente en tan solo 1 minuto
El estrés es la causa principal del insomnio.
Foto: Shutterstock

No son ni los aguacates ni el café: lo que representa a los millennials es el insomnio. Así surge de un estudio de la American Psychological Association titulado Estrés en los Estados Unidos. Más del 50% de los millennials informan haber estado despiertos al menos una noche en el transcurso del último mes debido al estrés. Esto es comparable a solo el 37% de generaciones anteriores.

La correlación entre el estrés y la privación del sueño se hace cada vez más evidente. ¿Por qué el estrés afecta el sueño? El estrés es ampliamente reconocido como la respuesta del cuerpo a situaciones potencialmente dañinas, ya sean reales o imaginarias. Aunque los efectos del estrés con toda certeza varían de persona a persona, las reacciones generales incluyen respiración acelerada, músculos tensos, presión arterial aumentada y un aumento del ritmo cardíaco.

Muchas personas estresadas tienen problemas para conciliar el sueño porque sienten el peso de estos síntomas más intensamente durante la noche. El autor de best-sellers Dr. Andrew Weil, quien recibió su M.D. de la Universidad de Harvard en 1968, es un gran defensor de los beneficios de las prácticas de respiración holística para combatir el estrés y la ansiedad. En su sitio web, el Dr. Weil escribe: “Respirar influye fuertemente en la fisiología y los procesos de pensamiento, incluidos los estados de ánimo. Simplemente enfocando tu atención en tu respiración y sin hacer nada para cambiarla, puedes moverte en la dirección de la relajación“.

Debido a que los efectos del estrés incluyen respiraciones rápidas y superficiales que provienen casi exclusivamente de la parte superior del pecho, las personas constantemente estresadas y ansiosas tienen, en realidad, el hábito perjudicial de respirar menos de lo que deberían. Muchas personas estresadas incluso son conocidas por contener inconscientemente la respiración.

Dicho esto, las prácticas de respiración consciente están notablemente ausentes de la gran mayoría de la medicina occidental. Los que están más familiarizados con la relación entre la respiración y el cuerpo tienden a ser yoguis y practicantes de las metodologías orientales de bienestar.

El ejercicio “4-7-8”

El Dr. Weil es un defensor de una técnica de respiración conocida como el “ejercicio 4-7-8”. Este truco, que comenzó a captar la atención de los y las que buscan dormir mejor hace varios años, ha sido desde entonces tema de innumerables titulares, incluyendo uno en Oprah.com, es sorprendentemente simple, toma muy poco tiempo, y se puede hacer prácticamente en cualquier lugar.

Es así:

  • Coloca la punta de la lengua contra el borde de la encía justo encima de los dientes frontales superiores. Mantenla allí por el resto del ejercicio.
  • Exhala completamente por la boca, haciendo un sonido de zumbido mientras lo haces.
  • Cierra la boca e inhala lentamente por la nariz mientras cuentas mentalmente hasta cuatro.
  • Aguanta la respiración hasta siete.
  • Exhala completamente por la boca por ocho segundos. Haz un sonido como un “whoosh” con cada exhalación.
  • Esto concluye el primer ciclo. Repite el mismo proceso tres veces más para un total de cuatro ciclos.

En pocas palabras: respira por cuatro, sostiene por siete y exhala por ocho. Tienes que inhalar por la nariz y exhalar por la boca. La inhalación de cuatro conteos permite que los infrarespiratorios crónicos reciban más oxígeno. La retención de siete conteos le da al oxígeno más tiempo para permear completamente el torrente sanguíneo, y la exhalación de ocho conteos disminuye la frecuencia cardíaca y libera una mayor cantidad de dióxido de carbono de los pulmones.