Se preparan participantes de la caravana por la justicia del TPS

Una caravana con TPSianos partirá de Los Ángeles este Viernes
Se preparan participantes de la caravana por la justicia del TPS
Mapa muestra la ruta que hará el primer grupo de la caravana a favor del TPS. (Suministrada)

Hace más de 22 años que Edwin Murillo emigró a Estados Unidos de su natal El Salvador. Primero vivió en California y después se estableció en Dallas, Texas donde vive actualmente.

En el 2001 tuvo la oportunidad de obtener el Estatus de Protección Temporal (TPS), al cual se han acogido más de 200,000 salvadoreños.

Sin embargo, el hombre de 42 años teme por su futuro y el de su familia porque a principios de año la administración Trump anunció que terminará el TPS para los inmigrantes salvadoreños en septiembre del 2019.

“Yo tengo TPS, mi esposa también tiene TPS y tenemos dos hijas ciudadanas americanas. Nuestra vida esta aquí”, dijo Murillo.

Por esta razón, renunció a su trabajo de instalador de aires acondicionados y junto a su familia ha decidido dejar su hogar en Texas por un tiempo para participar en un movimiento proTPS que comenzará en Los Ángeles.

Edwin Murillo junto a su esposa y sus dos hijas serán parte del primer grupo de la caravana por el TPS. (Suministrada)

Dos décadas en Estados Unidos

Otra participante es Evelyn Hernández, de 44 años, quien también será parte de la caravana “TPS Journey for Justice Caravan” (Viaje en caravana por la justicia del TPS) en la que irán más de 20 personas para crear conciencia acerca de la importancia del TPS.

La salvadoreña partió de su tierra natal a los 18 años y obtuvo su TPS en el 2001.

Por más de dos décadas ha forjado su vida en Los Ángeles; tiene tres hijos ciudadanos estadounidenses de 22, 21 y 19 años y actualmente trabaja en el Centro  Recursos Centroamericanos (CARECEN) de Los Ángeles.

“Nuestro enfoque es luchar por permanecer (aquí en Estados Unidos). Sabemos que el 95% de los beneficiarios de TPS tienen familias aquí”, dijo Hernández. “Yo he vivido más de la mitad de mi vida aquí y no se me hace justo que nos lo quiten [el TPS] para nada mas darnos una patada por el trasero y regresar (a nuestros países)”.

Agregó que su mayor preocupación de ser devuelta a El Salvador es que esa nación no cuenta con la ayuda necesaria para repatriados.

“No hay forma de recibirnos y para muchos trabajos yo ya soy vieja. No me contratarían por mi edad”, explicó.

Murillo dijo que no le preocupa haber dejado su empleo y emprender este viaje con su esposa y sus hijas de 10 y 5 años.

“Si para el 2019 no tenemos TPS de todos modos me quedaré sin trabajo. Tenemos que luchar todo lo que podamos”, recalcó Murillo. “Visitaremos unas 52 ciudades de 32 estados con la esperanza de buscar una solución permanente al TPS”, explicó.

Evelyn Hernández junto a sus tres hijos. Dos de ellos la acompañarán durante una semana en su viaje en la caravana. (Suministrada)

La caravana es liderada por la Alianza Nacional TPS en colaboración con CARECEN y la Red Nacional  de Jornaleros (NDLON). Con este movimiento se espera poder prevenir que se cancele el TPS a varios países incluyendo El Salvador, Honduras, Haití, Nicaragua, Sudán, Nepal y Somalia.

Hasta el momento cerca de medio millón de personas se benefician del permiso que incluye una estadía legal temporal y derecho para trabajar.

La caravana

La caravana esta dividida en dos grupos; uno se enfocará en la costa oeste y el otro en la costa este. El viaje en total durará tres meses aproximadamente.

Durante las 12 semanas, las familias TPSianas pararán en distintos puntos para participar en vigilias, asambleas comunitarias, sesiones de conocimiento de sus derechos, foros, mesas redondas, conciertos, demostraciones, actividades de desarrollo de liderazgo y reuniones con candidatos políticos y funcionarios electos.

También se unirán con comités locales y colectivos para hacer un llamado nacional para mantener unidas a las familias y luchar por la residencia legal permanente con un camino a la ciudadanía.

“Queremos conocer a otros beneficiarios del TPS y decirles que no sean atenidos a un milagro, que tal vez existen, pero que hagan algo”, dijo Hernández.

El objetivo de la caravana es levantar las voces colectivas contra la terminación del TPS, la cruel deshumanización de las familias en la frontera sur y contra la criminalización de los inmigrantes en todos los Estados Unidos, dijeron los activistas.

La caravana esta pautada para salir de Los Ángeles el 17 de agosto a las 11:00 de la mañana con destino a Washington D.C. a donde esperan arribar el 26 de septiembre. Ahí tienen pautadas reuniones con políticos.

“Después viajaremos a Massachusetts donde nos reuniremos con el segundo grupo que comenzará la parte este por otras seis semanas. El camión saldrá el 29 [de septiembre] ”, dijo Hernández.

El viaje completo se espera termine para octubre de 2018.