Activistas piden a mujer “racista” se disculpe con trabajador de construcción por tirarle cafe

El incidente fue grabado en video; la mujer dice que no sabía que tirarle café a alguien era considerado un ataque
Activistas piden a mujer “racista” se disculpe con trabajador de construcción por tirarle cafe
Miguel Ángel Sánchez fue atacado por mujer anglosajona cuando intentaba hacer su trabajo de construcción. (Suministrada)

Miguel Ángel Sánchez aun se siente consternado por el acto de racismo que dice enfrentó recientemente en su trabajo. Es una situación que él había visto varias veces en las redes sociales, pero jamás se imaginó ser el protagonista.

El 4 de agosto, Sánchez fue enviado por su compañía a un edificio en Century City para trabajar en un condominio.

“Yo casi no voy allá porque vivo en Santa Ana y me queda lejos”, dijo el hombre de de 29 años, quien es trabajador de construcción.

Relató que alrededor de las 8:30 de la mañana se dirigió a abrir el estacionamiento del edificio a su compañero para entrar cuando una mujer les obstruyó el paso.

“Todavía le dijimos que nosotros trabajamos ahí y le enseñé las llaves y el control del estacionamiento y dijo que no íbamos a entrar y comenzó a insultarnos”, recordó Sánchez, asegurando que no podían estacionarse en la calle porque es solamente con un permiso y querían evitar la multa.

Sintiéndose atacado, Sánchez se limitó a grabar a la mujer para exponer su actitud.

El video que ya se ha vuelto viral en las redes sociales muestra a la mujer anglosajona, identificada como Michelle Rhonda Polon, insultar a Sánchez. Segundos después su rabia escala hasta que le tira el café caliente en la cara.

 

“Yo estaba sorprendido, no pensé que eso me iba a pasar a mi”, dijo Sánchez.

Inmediatamente el agredido llamó a la policía, quienes después de ver el video le preguntaron si quería que la mujer fuera llevada a la cárcel o se le presentara un citatorio.

“Yo decidí por el citatorio”, dijo Sánchez. “Tuve compasión por ella, lo cual estoy seguro ella no hubiera tenido por nosotros. Me dio compasión porque pensé que no estaba en su juicio”.

A continuación en el video se ve a un hombre anglosajón en bata blanca insultar a los trabajadores y bloquearles la entrada al edificio. Poco después del incidente desapareció.

Activismo musical

Después de que el video de Sánchez se hizo viral una coalición de grupos proinmigrantes quisieron darle la oportunidad a Polon para disculparse.

“Decidimos responder al odio con guante blanco”, dijo Carlos, activista con el grupo Viva Bernie, organizadores del evento.

El domingo por la mañana un grupo de personas llegaron hasta el edificio donde vive Polon, a quien han apodado #CoffeeCathy. Acompañados del icónico mariachi unas 20 personas enviaron un mensaje claro en el evento Café y Pan Dulce Mariachi Party.

“Todos sabemos que cuando llevas al mariachi o se quedan encerraditos o salen y le dimos a ella la oportunidad de salir y disculparse”, dijo Carlos, quien no quiso proveer su apellido. “Ella decidió no salir a disculparse y se ha vuelto más agresiva”, recalcó.

Sánchez dijo que un día antes, su esposa recibió un mensaje de Polon pidiendo que quitaran el video de las redes sociales porque la policía ya ha sido avisada y; “Se que tienes hijos y no me gustaría que ellos o tú salgan lastimados”, les dijo la mujer.

Sánchez dijo que una amenaza contra sus hijos ya es tema más serio y esta pensando entablar una orden de alejamiento en contra de Polon..

“Yo solo estoy interesado en la seguridad de mi familia. Cuando amenazan a mis hijos ya es otra cosa”, dijo Sánchez. “Quiero volver a las sombras y ser una persona normal”.

Las redes sociales de Polon han sido desactivadas o puestas en privado y el teléfono que aparece en su negocio Spin Gal Fitness esta desconectado.

Sin embargo, en una entrevista a KTLA el martes, Polon aseguró que no es racista ni hizo comentarios racistas contra los trabajadores.

“Estaba protegiendo mi propiedad y siento mucho lo que hice”, dijo Polon, asegurando que ahora teme por su vida ya que ha sido amenazada en múltiples ocasiones por sus actos.

“Yo no sabía que tirarle café a una persona era considerada agresión”, aseguró la mujer.

Los activistas tienen planeado un segundo evento el sábado a las 11 de la mañana para darle la oportunidad esta vez al hombre, identificado como Adam Coulter, a que se disculpe con los trabajadores.

 

Alrededor de la web