Metro instalará nuevo sistema de detección de explosivos

El transporte público de L.A. contará con otra herramienta de seguridad
Metro instalará nuevo sistema de detección de explosivos
El Thruvision TAC-TS4 es el nuevo método para detectar explosivos en las personas. (Jacqueline García)

Muy pronto los pasajeros de Metro comenzarán a ver a los agentes de seguridad trabajando detrás de una pequeña consola portátil con una computadora. Este es el nuevo sistema tecnológico de detección de armas y explosivos en el sistema de transporte público Metro de Los Ángeles.

“Estamos añadiendo nueva tecnología para enfrentar las amenazas que se desarrollan en el sector de transporte y que tomamos muy en serio”, dijo el director ejecutivo de Metro Phillip Washington el martes por la mañana en conferencia de prensa.

Se trata del nuevo dispositivo portátil de detección de pasajeros con ondas milimétricas de terahercios Thruvision TAC-TS4. El sistema puede ser puesto en cualquier locación de Metro y esta equipado con un software que rápidamente y sin obstrucción escanea a las personas para buscar amenazas ocultas.

“Es un pequeño servicio portátil, no invasivo de detección y no tiene impacto ni estorba en el trafico peatonal”, dijo Washington.

Phillip Washington, CEO de Metro anunció la llegada del Thruvision TAC-TS4 al sistema de transporte público Metro. (Jacqueline García)

El sistema trabaja mediante la identificación de objetos que bloquean las olas producidas naturalmente por el cuerpo humano, explicó Alex Wiggins, jefe de sistema de seguridad y agente Metro.

Quienes pasen frente a la computadora—sin detenerse ni poner objetos a un lado—serán automáticamente revisados para ver si hay algún objeto escondido en la ropa o atado al cuerpo de la persona. De ser así, las olas producidas por el cuerpo son bloqueadas y esto es detectado por el sistema.

El software genera avatares genéricos creando una marca negra en la parte del cuerpo donde se encuentra el articulo o marcará con un indicador.

“Si esto ocurre tomaremos un vistazo más cercano a la persona. Contamos con perros sabuesos y agentes de policía”, dijo Wiggins. “Lo que esta maquina hace, es que busca por lo anormal”.

Wiggins dijo que el sistema tiene la capacidad de detectar armas pequeñas como pistolas pero su enfoque principal son los explosivos y equipo mayor de destrucción masiva. Cada caso se llevará a discreción del agente.

El Thruvision TAC-TS4 tiene la capacidad de escanear hasta 2.000 pasajeros por hora revisando hasta cuatro pasajeros a la misma vez. Cuenta con la habilidad de escanear a una distancia de 30 pies de distancia y puede ser manejado por una persona.

Esta figura muestra como funcionará el Thruvision TAC-TS4. (Suministrada)

Washington dijo que el sistema Metro de Los Ángeles es la primera agencia en la nación en utilizar dicho sistema de seguridad de tecnología avanzado. Este sistema intentará mantener a salvo a los pasajeros de los dispositivos explosivos improvisados que suelen crear ciertas personas con el afán de crear muertes masivas.

La alta tecnología de este detector es vital en el sistema Metro de Los Ángeles el cual transporta aproximadamente a 1.3 millones de pasajeros diariamente en su flota de 2.200 autobuses y seis trenes.

El nuevo servicio se esta llevando a cabo en colaboración con la Administración de Seguridad de Transportación (TSA), cuyo administrador David Pekoske dijo que la seguridad de los pasajeros es primero.

“Queremos garantizar la seguridad para que no ocurra un ataque terrorista bajo nuestra vigilancia”, dijo Pekoske.

Se desconoce cuando comenzará a funcionar completamente el Thruvision TAC-TS4, pero Wiggins aseguró que en los próximos días se estará poniendo a prueba en diferentes estaciones de trenes del Metro.

“Estaremos entrenando al personal para utilizarlas”, dijo Wiggins sin especificar cuantas consolas tendrán en total. “El objetivo es tener varias y ocuparlas no diariamente pero al azar en diferentes estaciones”.

Wiggins dijo que las personas tienen derecho a negarse a ser revisadas por el sistema pero esto incluiría no subirse al transporte público.