¿Tu hijo tiene síntomas de sarampión? Cuidado, hay alerta en 21 estados

California, Nueva York y Florida se encuentran en observación
¿Tu hijo tiene síntomas de sarampión? Cuidado, hay alerta en 21 estados
El sarampión puede poner en peligro la vida de tu hijo.
Foto: Shutterstock

Es muy fácil contagiarse de sarampión: basta con estar en contacto con una persona enferma, pues el virus viaja a través de los estornudos o la tos; o incluso permanecer en una habitación (léase salón de clases, casa o cualquier lugar cerrado) donde haya estado una persona con sarampión, pues el virus continuará activo en el espacio hasta dos horas después de que se haya ido. Y los niños son especialmente vulnerables.

Por eso los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades han lanzado una alerta en 21 estados donde se han registrado más de 100 brotes de sarampión. Arkansas, California, Connecticut, Florida, Illinois, Indiana, Kansas, Louisiana, Maryland, Michigan, Misuri, Nevada, Nueva Jersey, Nueva York, Carolina del Norte, Oklahoma, Oregón, Pensilvania, Tennessee, Texas, y Washington son los estados involucrados.

Los síntomas

El sarampión puede ser mortal o causar graves problemas de salud, como neumonía, ceguera e inflamación del cerebro.

Los síntomas generalmente aparecen entre siete y 14 días después del contagio. A menudo comienzan con fiebre alta, secreción nasal, tos y ojos llorosos. Conforme pasan los días, una persona infectada puede mostrar manchas blancas (llamadas de Koplik) dentro de la boca, así como erupciones en la cara y el cuerpo que pueden acompañarse de fiebre alta.

La mayoría de las 107 personas contagiadas hasta el momento en EEUU no estaban vacunadas, cuando la vacuna MMR (sarampión, paperas y rubéola) es la mejor forma de prevenir la enfermedad.

Los niños deben recibir dos dosis de la vacuna a lo largo de su vida: una al año de edad que los protege con 93 por ciento de efectividad; y la segunda entre los 4 y los 6 años para protegerlos en un 97 por ciento.

La presencia de sarampión ha aumentado en el mundo, por lo que también puede contraerse en viajes al extranjero, contacto con personas de otros países o incluso en aeropuertos. Un ejemplo es Brasil, donde hoy se calculan unos 1,237 casos originados en Venezuela.