Inauguran segundo cruce peatonal en la garita de San Ysidro

El cruce entre San Diego y Tijuana es considerado el más transitado del mundo
Inauguran segundo cruce peatonal en la garita de San Ysidro
La nueva instalación PedEast cuenta con 22 líneas de inspección.

SAN DIEGO – El Gobierno de Estados Unidos inauguró hoy su recién modernizado segundo cruce peatonal en la frontera entre San Diego (California) y Tijuana (México), como parte del millonario proyecto de expansión de la garita de San Ysidro, considerada la más transitada del mundo.

La nueva instalación PedEast cuenta con 22 líneas de inspección para procesar a un promedio de 20,000 personas que cruzan la frontera a pie todos los días, lo que reducirá de manera significativa los tiempos de espera.

Como se señaló durante la inauguración, el cruce peatonal además está equipado con la más moderna tecnología para reforzar las labores de seguridad de los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

El nuevo PedEast, que es la expansión peatonal más grande en la garita de San Ysidro desde la década de 1960, complementa a su contraparte, PedWest.

Éste inició operaciones dos años atrás, en el marco de un mega proyecto de 741 millones de dólares para modernizar el cruce fronterizo de San Ysidro, por el que cada día transitan un promedio de 70,000 vehículos.

El proyecto general en la garita de San Ysidro, ubicado en el sur de California, comenzó hace una década y se encuentra en su tercera fase. Se espera que esté listo durante el invierno del próximo año.

En parte solucionará el previsible aumento de tráfico por este puerto terrestre, como lo ha proyectado la Asociación de Gobiernos de San Diego (SANDAG), que para el año 2030 anticipa un aumento del 87 % de tráfico de automóviles por esta garita.

“Para el año 2019 estoy confiado que este proyecto de modernización de San Ysidro va a ser el proyecto punta en lo que se refiere a cruces fronterizos, no solamente entre México y Estados Unidos sino también entre Estados Unidos y Canadá”, señaló Ramón Riesgo, director de proyecto con la Administración General de Servicios (GSA).

Se estima que uno de cada cinco viajeros que ingresa a Estados Unidos, ya sea por tierra, mar o aire, lo hace a través de alguna de las garitas bajo jurisdicción de San Diego, y en su mayoría por San Ysidro, según señaló en el acto Pete Flores, director de operaciones de campo para CBP en esta ciudad californiana.

A la ceremonia acudieron autoridades de México y Estados Unidos, quienes coincidieron en que estos proyectos de infraestructura representan catalizadores del desarrollo económico de la llamada “región binacional”.

Sue Saarnio, cónsul general de Estados Unidos en Tijuana, aludió a lo dicho por el Secretario de Estado, Mike Pompeo, durante su reciente visita a México cuando habló de colaboración bilateral en temas de “económicos, fronterizos y de seguridad”.

“El PedEast que tenemos justo aquí es un símbolo de todo eso, es nuestro compromiso y demostración tangible de cómo nuestras dos naciones pueden trabajar juntas para expandir la capacidad del comercio y el flujo legítimo de personas a través de las fronteras”, indicó durante su discurso.

Por su parte, el alcalde de San Diego, Kevin Faulconer, coincidió en que la relación con la vecina ciudad de Tijuana “es lo que hace fuerte” a la región.

“Tenemos una cooperación binacional que es incomparable y no podemos dar eso por sentado”, añadió.

El congresista Juan Vargas destacó los lazos de amistad entre las dos naciones, principalmente en una región tan dinámica como la denominada “Cali-Baja”.

“Se que algunas veces la retórica que sale de Washington es algo fuerte, pero la realidad es que nosotros somos amigos y queremos trabajar juntos”, añadió el demócrata.

El PedEast es históricamente el más frecuentado para el cruce de personas, dada su cercanía con paradas de transporte público, y principalmente para aquellos que ingresan a diario a Estados Unidos ya sea para trabajar, ir a la escuela o realizar sus compras.

Este edificio de 100,000 pies cuadrados procesará también a usuarios del programa de viajeros de confianza (SENTRI) y contará con cuatro líneas para agilizar la revisión de pasajeros que llegan en autobús.