La chica que quiere parecerse a Angelina Jolie sorprende con una nueva transformación

El culto al cuerpo y la obsesión por la imagen hace que cada vez más adolescentes se sometan a cirugías y otros tratamientos estéticos
La chica que quiere parecerse a Angelina Jolie sorprende con una nueva transformación
Foto: Sabar Tabar Instagram

Seguro que recuerdas su nombre, o al menos su cara. Sahar Tabar saltó a la fama el año pasado por su”parecido” con Angelina Jolie.

Desde entonces Tabar ha ganado notoriedad viral por sus transformaciones faciales.

Sus operaciones y look tiene muchos detractores que critican lo que se ha hecho, pero también tiene una legión de fanáticos que ama lo que hace.

La joven de 20 años, originaria de la capital iraní de Teherán, causó controversia el año pasado después de afirmar que se había sometido a más de 50 procedimientos de cirugía estética para parecerse a la actriz de fama mundial, pero luego resultó que todo era una farsa.

Resulta que solo es una auténtica experta del manejo del programa de retoque fotográfico, Adobe Photoshop,  que usó para su “transformación”.

Así luce en realidad Sabar Tabar.

Y lo ha vuelto a hacer. En su último post, ha conseguido que sus brazos se vean terriblemente delgados, se ha blanqueado los ojos, también se ha transformado los labios con botox, tan característicos, o la nariz operada.

Según sus seguidores, su último video demuestra su arte, mientras que otros la han comparado con un “monstruo”, según The Metro.

En diciembre pasado (2017) después de convertirse en noticia mundial, Tabar se vio obligada a admitir que todo era un engaño.

Si bien admitió haberse sometido a numerosas cirugías plásticas, no se acercaba al ridículo número que originalmente se decía. También admitió haber mentido a sus seguidores sobre dietas extremas para reducir su peso corporal a 40 kg, de hecho solo bajó entre 5 y 7 kg.

No veo nada de malo en las operaciones: muchas personas en el mundo se someten a este tipo de tratamiento. Aquí, en Teherán, una operación cuesta 10 millones de riales iraníes ($270).

También reveló cómo sus padres no aprobaron su cambio estético, pensaron que la cirugía plástica “no era la norma”. Sin embargo, ella dice que ahora la apoyan completamente.