Por qué esconder tu auto no es buena idea para evitar su reposesión


Cuando dejamos de pagar el crédito para comprar un auto, nos exponemos a que el prestamista, ya sea una financiera, un banco o el concesionario, decidan embargar el vehículo, algo que se conoce como reposesión.

En muchos casos, la gente busca esconder y trata de hacer imposible el trabajo de los recaudadores en la creencia de ganar tiempo para solucionar la situación económica, algo que es una pésima idea. Te decimos por qué.

1- En muchos estados, el simple hecho de dejar de pagar la deuda, dispara de inmediato la reposesión, a menos que llegues a un acuerdo con los acreedores.

2- Entre más tiempo te tardes en admitir o negociar por la reposisión, mayores cargos te hará tu banco.

3- En varios estados es tomado como un delito el hecho de esconderte o esconder cosas que debes devolver.

4- En muchos estados, los acreedores pueden entrar a tu propiedad para recuperar los bienes y es totalmente legal.

Es muy importante que conozcas las leyes del estado en el que vives y que siempre estés en comunicación con tu banco en caso de atravesar una dificultad financiera y así evitar malos momentos y tener siempre el control de tus finanzas.