Senador McCain decide descontinuar tratamiento contra cáncer cerebral

Tras el eventual fallecimiento de McCain, el gobernador de Arizona tendría que nombrar a su sucesor para que termine su mandato hasta 2020.
Senador McCain decide descontinuar tratamiento contra cáncer cerebral
John McCain y el presidente Donald Trump han tenido diferencias en las últimas semanas.

WASHINGTON— El senador republicano por Arizona, John McCain, lleva más de un año batallando contra un cáncer cerebral pero ha decidido descontinuar el agresivo tratamiento médico que lo alejó de Washington desde diciembre pasado, según anunció este viernes su familia.

Desde que recibió el diagnóstico, “John ha superado las expectativas para su sobrevivencia. Pero el progreso de la enfermedad y el avance inexorable de la edad proveen su veredicto”, dijo la familia de McCain en un comunicado distribuido por su oficina.

“Con su usual fuerza de voluntad, él (McCain) ahora ha optado por descontinuar el tratamiento académico”, continuó la declaración escrita por su esposa, Cindy, quien agradeció el apoyo de familiares, amigos y socios del senador.

McCain recibió el diagnóstico de “glioblastoma” en julio de 2017,  después de que fueses operado para extirpar un coágulo de sangre en su ojo izquierdo.

Al parecer, el pronóstico entonces ya era bastante grave. McCain se ha ausentado del Senado desde diciembre pasado porque, según su oficina, tenía planes de someterse a un riguroso plan de “terapia física y rehabilitación”.

No obstante, McCain se mantuvo activo en el quehacer nacional y con frecuencia ha emitido declaraciones relacionadas con la política exterior y asuntos militares,  incluso chocando con el presidente Donald Trump.

Su decisión ahora significa que muy probablemente esté en la etapa final de su enfermedad. Su familia está a su lado en su hogar en Arizona.

Tras su eventual fallecimiento, el gobernador republicano de Arizona, Doug Ducey, tendrá que nombrar a su sucesor, para que complete el mandato de McCain hasta el año 2020.  Entre los nombres que se barajan figuran la esposa de McCain, Cindy; la congresista Martha McSally; la senadora estatal, Kelli Ward, y el controvertido exalguacil del Condado de Maricopa, Joe Arpaio.

McSally busca la nominación del partido en las primarias del próximo martes para reemplazar al senador republicano, Jeff Flake, quien anunció su jubilación.

Ante la noticia de McCain, líderes demócratas y republicanos del Congreso recurrieron a las redes sociales o emitieron comunicados para dar muestras de solidaridad.

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell,  elogió a McConnell como un “amigo y colega”, a la vez que elevó oraciones por toda la familia McCain “en esta hora increíblemente difícil”.

Mientras,  el líder de la minoría, Chuck Schumer,  también envió “pensamientos y oraciones” a McCain y su familia, al responder a un mensaje de agradecimiento de Meghan, la hija del senador.

McCain, de 81 años, es considerado un “héroe” militar debido a su carrera en la Armada y su supervivencia como prisionero de guerra en Vietnam durante más de cinco años.

A lo largo de su carrera en el Senado, McCain siempre se preció de mantener su independencia política, yendo incluso en contra de la postura oficial de su partido.

Se postuló dos veces a la presidencia y en 2008 consiguió la nominación del partido, aunque ese año fue derrotado en las urnas por el entonces senador demócrata por Illinois, Barack Obama.

McCain fue co-autor de la reforma migratoria de 2013 que hubiese legalizado a la población indocumentada, pero que fue sepultada en la Cámara de Representantes. También ha sido partidario de medidas para legalizar a los Dreamers. 

McCain nunca ha ocultado su desdén hacia Trump, especialmente tras la “cumbre” que sostuvo con el presidente ruso, Vladimir Putin, en Helsinki y en la que no condenó la intromisión rusa en los comicios de 2016.

Pero McCain se ganó la ira de Trump el año pasado cuando votó en contra de una medida para anular “Obamacare”, pese a que el senador conservador también promovió la controvertida reforma tributaria, otra prioridad de la Casa Blanca.

Ya durante la contienda de 2016, Trump se había enzarzado en ataques contra McCain, al cuestionar su heroísmo militar por dejarse “capturar” en Vietnam.

El antagonismo entre ambos es tal que Trump no mencionó por nombre a McCain en las dos ocasiones que ha promulgado leyes que llevan su nombre.

La Casa Blanca aún no ha reaccionado al anuncio de McCain, ni tampoco lo ha hecho Trump, que suele recurrir a Twitter a toda hora para dirigirse a sus partidarios.

Acompañado de la primera dama, Melania, al salir de la Casa Blanca, Trump ignoró preguntas de la prensa sobre McCain y otros temas mientras ambos se dirigían al helicóptero presidencial al iniciar una visita a Ohio.