Los Ángeles dice “No” a Brett Kavanaugh para la Suprema Corte

Decenas de personas protestan contra su nominación para el máximo tribunal de Estados Unidos
Los Ángeles dice “No” a Brett Kavanaugh para la Suprema Corte
Personas en la protesta contra Brett Kavanaugh en el Ayuntamiento de Los Angeles. (@MarlaFrazee)

En el Día de Igualdad de las Mujeres, decenas de hombres y mujeres se dieron cita en la Alcaldía de Los Ángeles para pronunciarse en contra de que Brett Kavanaugh se convierta en juez de la Corte Suprema de Estados Unidos.

Liderando la consigna de “¡Abajo con Kavanaugh!”, la líder de derechos civiles Dolores Huerta dijo a la audiencia que

“El no va a ser un campeón para nadie” y los animó a poner presión sobre los senadores para que no lo confirmen para el máximo tribunal del país.

La Cofundadora del Sindicato de Trabajadores Campesinos (UFW) señaló que de llegar a la corte, supondría “ataques contra la democracia” y una restricción a los derechos, especialmente los de las mujeres.

Kavanaugh ha sido fuertemente criticado por grupos feministras que lo consideran una amenaza al aborto, al oponerse a la decisión del caso de 1973 “Roe contra Wade”, donde se reconoció que la interrupción del embarazo era un derecho de las mujeres.

Sin embargo, la senadora republicana Susan Collins aseguró la semana pasada que Kavanaugh, el candidato del presidente Donald Trum para convertirse en juez del Tribunal Supremo, dio por reconocido el derecho al aborto.

Collins, legisladora por el estado de Maine y una de las más liberales dentro de los republicanos, informó de la posición de Kavanaugh después de reunirse con él durante dos horas en el marco de los encuentros en el Congreso previos a las audiencias de confirmación del magistrado, que se iniciarán el 4 de septiembre.

Personas en todo EEUU protestaron en contra de que Brett Kavanaugh sea nominado para la Corte Suprema. (@NARAL)

 

Protesta en Los Ángeles

Pero líderes sindicales, de defensa del aborto y concejales de Los Ángeles no lo creen.

“El mensaje que esamos recibiendo de los hombres en Washington es que simplemente no les importa”, dijo la concejal Nury Martínez, quien representa al Distrito 6 que cubre parte del Valle de San Fernando. “Tenemos un presidente que no respeta nuestros derechos y no nos respeta a noostros”.

“El tribunal máximo de la nación no se va a llenar con jueces que van a reducir y eliminar nuestro derecho al aborto”, recalcó Martínez, quien dijo que de ser así “mujeres morirán”.

Por su parte, la líder sindical María Elena Durazo relató el caso de Juana Melara, trabajadora de los hoteles a quien clientes le han hecho propuestas sexuales.

Cuanto lo delató, sus superiores le dijeron que callase y que agradeciera tener un empleo.

Melara empezó a organizarse y junto a otras camareras pidieron al Concilio Municipal de Long Beach aprobar una ley que requiriera a los hoteles proveer “botones de alarma” a estas empleadas en caso de sentirse amenazadas.

Pero el Concejo votó en contra de la medida y ahora serán los votantes los que decidan sobre el tema, ya que estará en la boleta electoral de noviembre.

 

Decenas de personas se congregaron frente al Ayuntamiento angelino para protestar en contra de Brett Kavanaugh, nominado por el presidente Trump para la Corte Suprema. (@NARAL)

Durazo dijo que estos avances serán cosa del pasado si Kavanaugh llega al Tribunal Supremo, pues sus fallos judiciales pasados indican una tendencia “en contra de mujeres, migrantes y trabajadores”.

Por eso se opone a él.

“Ya basta con el maltrato, con la discrimiacion; adelante con la victoria. Sí se puede”, concluyó Durazo.

Por su parte, la congresista Judy Chu, detalló que la confirmación de Kavanaugh significaría menos fondos para Planned Parenthood y la amenaza de poner fin al derecho al aborto.

Como prueba habló del caso de una menor migrante embarazada a raíz de un violación en su país, a quien el gobierno no le permitió hacerse un aborto después de ser detenida en la frontera.

Kavanaugh, quien es parte de una Corte de Apelaciones que falló sobre el caso, se opuso a la decisión de la mayoría de los jueces de permitir el aborto, diciendo que eso suponía que las menores inmigrantes bajo custodia ahora tenían el derecho a “un aborto inmediato cuando lo pidieran”.

“Eso no está bien”, dijo Chu. “Debemos decirle no a Kavanaugh”.