Daniel Valenzuela hizo carrera como bombero y ahora quiere ser el primer alcalde latino de Phoenix

Valenzuela se disputará el cargo frente a tres rivales, incluyendo la también exconcejal demócrata Kate Gallego.
Daniel Valenzuela hizo carrera como bombero y ahora quiere ser el primer alcalde latino de Phoenix
El exconcejal mexicoamericano, Daniel Valenzuela, recorre las calles de Phoenix en busca de votos para convertirse en el primer alcalde latino de la capital de Arizona. Foto: suministrada

WASHINGTON—El mexicoamericano Daniel Valenzuela jamás olvidará cuando, de niño, los bomberos le salvaron la vida a su madre y lo inspiraron a perseguir esa carrera. Siguiendo esa vena de servicio público, quiere convertirse en el primer alcalde latino de Phoenix (Arizona) y “ojalá no el último”.

Valenzuela ha representado el distrito cinco en Phoenix desde enero de 2012, pero renunció al cargo el pasado 18 de julio para lanzarse como candidato a alcalde, en reemplazo de Greg Stanton.  Stanton renunció para postularse a un escaño en la Cámara de Representantes.

De cara a los comicios del próximo 6 de noviembre, Valenzuela afronta una reñida competencia por parte de la exconcejal demócrata Kate Gallego, el republicano Moses Sánchez y el libertario Nicholas Sarwark. Si no hay un claro ganador, habría una segunda vuelta en marzo de 2019.

Con dos millones de habitantes, Phoenix es la capital y la ciudad más grande del estado fronterizo, y además la quinta más extensa del país, según el Censo.

“Sería histórico si Phoenix elige al primer alcalde latino, y ojalá no sea el último. Acá lo importante es ser alcalde para todos, tener una economía que funcione para todos… los bomberos no escogen a quienes ayudan o no, y así deben ser los políticos en todos los niveles del gobierno; mi meta será elevar el listón para mejorar el servicio público”, prometió Valenzuela en entrevista telefónica desde Phoenix.

Valenzuela nació en el seno de un humilde hogar en Phoenix, hijo de una madre que mantenía dos o tres trabajos y prácticamente lo crió sola, mientras su padre combatía, sin éxito, “los demonios” del alcoholismo.

Pero nada de eso lo avergüenza sino que lo alienta a perseguir una vida de servicio público, como la que le inspiraron los bomberos cuando, a los seis años de edad, le salvaron la vida a su madre, quien se había desplomado en el piso de la cocina mientras preparaba la cena.

“Sentí miedo y llamé al 9-11. Los bomberos la salvaron y me cambiaron la vida; no les importó que éramos pobres. Nos trataron como familia, y fue la primera vez que vi a un bombero que lucía como yo, y pensé que algún día yo también podría salvar la vida de otra madre”, recordó.

“Ser bombero me hizo una mejor persona, me ayudó a forjar coaliciones y a buscar soluciones. Creo que me ayudó a ser un mejor concejal”, dijo Valenzuela, quien recorre los mismos barrios que visitó en 2011 en busca de votos.

Daniel Valenzuela hace énfasis en la educación, salud, seguridad pública, y empleos, en su contienda para alcalde. Foto: suministrada.

Valenzuela es el menor de seis hermanos y,  de joven, la extrema pobreza lo llevó a vivir un tiempo en la calle y a mudarse en numerosas ocasiones, tantas, que acudió a 13 escuelas públicas. Perdió a sus padres a los 21 años y,  tres años antes, a su hermano mayor por los embates del sida.

Ahora intenta canalizar todas esas pérdidas y dificultades “hacia experiencias positivas y mejorar la vida de las siguientes generaciones”, dijo Valenzuela, que ha dado prioridad al combate contra el sida en Phoenix.

Valenzuela explicó que quiere invertir sus energías en promover buenas escuelas, empleos bien remunerados y el fortalecimiento de la seguridad pública, “porque son las mismas cosas que quería mi mamá, que queríamos como familia cuando yo era niño”.

Daniel Valenzuela promete mejorar las oportunidades educativas para todos los habitantes en Phoenix. Foto: suministrada

Valenzuela está consciente de la competencia que supone la candidatura de Gallego,  a quien calificó como “buena persona”, pero también destacó que su campaña ha recabado el apoyo tanto del empresariado como de los sindicatos, y el respaldo “sin par” de organizaciones policiales y de servicios de emergencia.

“A lo largo de mi carrera, la gente me ha confiado sus vidas, padres y madres que han pedido mi ayuda en el peor momento de sus vidas. Ha sido un nivel de servicio que ha definido mi carrera y es lo que he demostrado en mis seis años y medio como concejal de Phoenix, impulsando el desarrollo económico, la seguridad pública, educación e infraestructura”, manifestó.

Respecto al acalorado debate nacional sobre inmigración, Valenzuela consideró que, al menos en Phoenix, la mayoría de los residentes “le ha dado un portazo” al exalguacil del Condado de Maricopa, Joe Arpaio, quien aspira al escaño de Arizona en el Senado que dejará vacante el senador republicano, Jeff Flake.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) revocó en 2011 el acuerdo “287-g” con ese Condado tras los abusos policiales y discriminación cometidos bajo órdenes de Arpaio. También Phoenix abandonó el programa, que permite a la policía hacer las veces de agentes de Inmigración, porque “esa es una labor federal, no corresponde a la ciudad”, explicó Valenzuela.

Por otra parte, Valenzuela advirtió de que, tras la muerte del senador republicano, John McCain, el gobernador republicano, Douglas Ducey, estaría cometiendo un error si designa a Arpaio para completar su mandato hasta 2020.

“Sería algo indignante, inaceptable, y creo que no soy el único que lo piensa. Los votantes le dieron la espalda, y con justa razón”, enfatizó Valenzuela, al referirse a la derrota de Arpaio en las urnas en 2016 para un séptimo mandato.

Bajo las leyes estatales, el gobernador debe designar a un líder del mismo partido para el escaño que queda vacante por renuncia, destitución o fallecimiento.

La campaña de Valenzuela no ha estado libre de controversia. Según informó el diario “Phoenix New Times”, éste ocultó de los formularios financieros que parte de su sueldo como concejal había sido embargado debido a una deuda de $12,208, que incluía el cobro de intereses, con la cooperativa de crédito “Arizona Federal Credit Union”.

El hacer declaraciones financieras falsas o incompletas, u ocultar ciertas deudas superiores a los mil dólares, es un delito de menor cuantía bajo el código penal de Phoenix.  La ley hace exenciones para deudas por tarjetas de crédito, de negocios o sobre propiedades personales.

La campaña de Valenzuela explicó que éste no reportó la deuda porque estaba en disputa, y que en realidad fue generada por la exesposa del candidato, Sonya.