Washington debe actuar ya


La violencia con armas de fuego es una amenaza para la seguridad pública – Washington debe actuar ahora.

California es el estado más innovador de nuestra nación. Las propuestas de ley que enviamos al Gobernador, mientras yo era líder del Senado en el año 2016, ahora son las leyes más fuertes del país y mantienen a nuestros casi 40 millones de residentes seguros. Pero, aunque nuestro estado esté al frente de la innovación, somos parte de una nación mucho más grande, y merecemos líderes a nivel nacional con la valentía para terminar con la violencia de las armas de fuego.

Desde que sucedió la tragedia de Parkland, Florida, mis colegas en el Senado de California se han mantenido firmes en la lucha contra la violencia de las armas de fuego. El Senador Anthony Portantino presentó los proyectos de ley SB 1100 y SB 459, los cuales elevarían la edad a 21 años para poder comprar un arma, limitarían la cantidad de armas que una persona puede comprar, y prohibirían que el sistema estatal de pensiones invierta en compañías que venden armas prohibidas por el estado. La Senadora Hannah-Beth Jackson también presentó la propuesta SB 1346 que expandiría su legislación sobre gatillos de ráfaga múltiple  (multiburst) para incluir el mecanismo conocido como “bump stock.” Y la Senadora Nancy Skinner presentó la iniciativa SB 1200, la cual reforzaría las órdenes de restricción contra la violencia con armas de fuego.

En el sector privado, hemos visto corporaciones las cuales nunca hubiésemos pensado que  sacrificarían ganancias y redoblarían sus esfuerzos, mientras nuestro Congreso sigue sin tomar acción. Hasta Wall Street ha prestado atención al problema. En marzo, Citi anunció que no aceptará a clientes del sector comercial que vendan “bump stocks,” cargadores de alta capacidad, armas a personas menores de 21 años, o a quienes vendan armas a personas cuyos antecedentes no hayan sido verificados.

Ahora, la Asociación Nacional del Rifle (NRA), ha fijado su ira sobre estas compañías en un esfuerzo por obligarlos a terminar las nuevas políticas con las mismas tácticas que han usado por tanto tiempo con muchos de nuestros representantes elegidos. En Georgia, los legisladores eliminaron beneficios de impuestos para la aerolínea Delta después de que la compañía eligió cancelar un descuento que ofrecía a miembros de la NRA. Recientemente miembros Republicanos del Senado, que integran el Comité Bancario, han castigado a entidades como Bank of América y Citi por tomar acciones en contra la violencia con armas de fuego.

¡Basta Ya! Los legisladores no deben de penalizar a aquellos que priorizan la seguridad pública. Para terminar con esta violencia, tenemos que buscar soluciones utilizando las mejores tácticas de cada sector – el gobierno, el sector privado y nuestras comunidades locales. Porque cuando se trata de la seguridad pública de nuestros residentes, todos merecemos soluciones innovadoras.

Kevin de León es el Presidente Emérito del Senado de California