Mariee Juárez llegó al centro de detención de Dilley junto con su madre en marzo pasado, cuando cruzaron ilegalmente el Río Bravo. Foto: suministrada