¿Huelga de maestros en Los Ángeles?

Los padres opinan sobre el posible paro propuesto por UTLA
¿Huelga de maestros en Los Ángeles?
El 90% de los fondos para las escuelas de Los Angeles proviene de Sacramento.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

En las últimas semanas, las menciones de una posible huelga de maestros de LAUSD han ido en aumento, hasta el punto de que el alcalde Eric Garcetti ofreció esta semana su ayuda para resolver las negociaciones.

El jueves pasado y a pocas semanas de comenzar las clases, UTLA, el sindicato que representa a más de 30,000 maestros, comenzó la votación para autorizar o no la primera huelga del distrito desde 1989, que afectaría a más de 480,000 niños y a sus familias. La votación termina este jueves 30 de agosto. El resultado de dicha votación no implica que automáticamente comience la huelga.

Involucrados, sin querer, en las negociaciones entre UTLA (United Teachers Los Angeles) y el distrito escolar quedaron los estudiantes y sus familias, muchas de los cuales no estaban al tanto de los detalles de las conversaciones, e incluso desconocían la posibilidad de una huelga.

“La verdad que yo no sabía nada”, confesó sorprendida Nuria Velázquez, madre de un estudiante de la escuela primaria Roscoe, del valle de San Fernando. A la salida de dicha escuela, otros padres también se sorprendieron con la noticia.

Entre las preocupaciones al enterarse del posible paro mencionaron el rendimiento académico de los niños y los horarios de trabajo de los padres, ya que muchos tendrían que buscar a quién les cuide los hijos e incurrir en un gasto extra que no tenían previsto. Al mismo tiempo, miles de familias angelinas dependen de los desayunos y almuerzos que ofrecen las escuelas de LAUSD para alimentar a sus niños y podrían perderlos temporariamente, de declarse la huelga.

Entiendo a los maestros, y los apoyamos. Pero la verdad es que si hay paro, todo se me va a complicar”, dijo Velázquez.

“¿Cómo que paro? Si recién empezaron las clases”, comentó sorprendida Celia Méndez, otra de las madres. “Ya bastante los niños se olvidan durante las vacaciones. Esto los va a atrasar aún más. Y al final, ¿qué culpa tienen ellos? Tendrían que dejarnos opinar también a nosotras. Se olvidan de que esas decisiones también afectan a nuestros hijos”, observó.

Otros padres, en cambio, estaban más al tanto de las negociaciones sindicales, aunque se quejaron de no haber recibido más información al respecto.

“Como padres, esto de la huelga es algo confuso. Yo tengo muchas preguntas y pocas respuestas”, opinó Raquel Toscano, cuyos dos hijos asisten a Maywood Center for Enrichment Studies, en Maywood. Toscano es voluntaria en la escuela de sus hijos y miembro de Speak Up for Parents, (http://speakupparents.org), una organización que busca darles a los padres una mayor voz en la política educativa y en las decisiones que afectan la educación de sus hijos.

“Yo querría saber si las escuelas están preparadas para la huelga; si habrá maestros sustitutos; cómo le afectará a los niños que no rinden académicamente. También me pregunto si los maestros se pueden concentrar con todo lo que está pasando, e incluso que pasará con la preparación de los exámenes estatales que se aproximan”, cuestionó Toscano.

“Como madre, no estoy para nada en contra de los maestros. Todo lo contrario, espero que lleguen a un acuerdo. Pero todos tienen que hacer lo posible para no tener que llegar al extremo de una huelga, porque eso nos va a afectar a todos. Todos perdemos con una huelga. Por los niños, tenemos que estar unidos, si realmente queremos hacer una diferencia en sus vidas”, reflexionó Toscano.

 

Miles de niños angelinos dependen de los desayunos y almuerzos que ofrecen las escuelas.

Negociaciones en detalle

  • Los miembros de UTLA han estado trabajando sin contrato por más de un año.  Por más de 18 meses, el distrito y el sindicato han tratado de negociar sin poder llegar a un acuerdo.
  • Según el distrito escolar, la oferta final propuesta por UTLA, aumentará el déficit de L.A. Unified en más de $813 millones de dólares y terminaría costando más de $2,900 millones al acabar el acuerdo.
  • El presidente de UTLA Alex Caputo-Pearl puso en duda el pronóstico de un “acantilado fiscal” en que podría incurrir el distrito. Según él, sí existe dinero para las propuestas del sindicato.
  • Otros empleados del distrito llegaron a un acuerdo del 6% de aumento en los próximos años. UTLA pidió un aumento del 6.5% retroactivo al 1 de julio de 2016, con posibilidades de aumentos futuros en un contrato válido hasta el 30 de junio de 2020.
  • En un comunicado, el superintendente de LAUSD, Austin Beutner, agradeció la propuesta del alcalde Eric Garcetti de reunirse con líderes de L.A. Unified y UTLA. El superintendente indicó que la fecha de la mediación para tratar de resolver la situación y evitar una posible huelga es el 27 de septiembre.

Alrededor de la web