Evita tarifas engañosas de hoteles en tus próximas vacaciones


Nate Hake creyó conseguir una oferta increíble cuando, recientemente, reservó una habitación a última hora en un hotel de Las Vegas. Pero cuando se registró, el recepcionista le informó al residente de Colorado de 32 años que también tendría que pagar un «cargo adicional» de $35 más impuestos por noche por la habitación.

«Insistieron en cobrarme la tarifa, o no me dejarían registrarme», dice. «En última instancia, realmente no tuve más remedio que pagarlo».

Que los hoteles expriman a sus clientes con tarifas inesperadas se está convirtiendo en una experiencia común para los viajeros, si los cientos de historias que los miembros de Consumer Reports compartieron con nosotros sobre la práctica son un indicio de ello. 

De tarifas adicionales a cargos por toallas

Los miembros se quejaron más por el cargo adicional obligatorio que promedia, aproximadamente, alrededor de $27 por día, según la American Hotel & Lodging Association. Cubre servicios como el acceso a piscinas y gimnasios, aunque no los uses.

Pero nuestros miembros también se quejaron de la innumerable cantidad de cargos, incluidos aquellos para acceder a Internet, por tener una caja fuerte en la habitación, incluso si no la utilizaste, por usar el estacionamiento, por los periódicos en el vestíbulo y por reservar una habitación a través de un tercero en lugar de hacerlo directamente con el hotel. Incluso hubo una queja sobre una tarifa por usar las toallas en el baño y una queja sobre una tarifa de hotel con acceso para discapacitados.

«Debido a todas estos cargos añadidos, es difícil para los consumidores saber cuánto les costará quedarse en un hotel», dice Anna Laitin, directora de política financiera de Consumers Union, la división de defensa de Consumer Reports. «Las tarifas de habitación que pueden parecer una buena oferta al reservarlas pueden aumentar rápidamente, lo que dificulta que los consumidores realicen comparaciones y hace que sea imposible hacer un presupuesto para un viaje».  

El problema puede empeorar. Las tarifas hoteleras y los recargos, que sumaron un récord total de $2,700 millones en 2017, están a punto de aumentar este año, dice Bjorn Hanson, profesor adjunto del Centro Tisch de Hotelería y Turismo de la Universidad de Nueva York. Hanson dice que observa cada vez más hoteles que agregan tarifas de cancelación y más hoteles urbanos que agregan cargos adicionales.

Las prácticas desleales como estas son las razones por las que Consumers Reports está lanzando un programa llamado «What the Fee?!» [«¡¿Y esa cuota?! »]. El objetivo es poner en evidencia las cuotas sorpresivas y ayudar a los consumidores a defenderse. (Puedes obtener más información sobre nuestras medidas en WhatTheFee.com).

Economía de tarifas

¿Por qué los hoteles agregan tantos cargos adicionales? Una de las razones es para que puedan anunciar tarifas bajas y aún así llegar a su objetivo comercial, dice Hanson. Aunque está de acuerdo de que esto en la práctica puede confundir a los consumidores, también señala que estos a veces se benefician de este acuerdo. Dado que los impuestos municipales se cobran sobre el precio de la habitación y no sobre las tarifas, separarlos puede significar que los huéspedes, finalmente, paguen menos.

Al menos en lo que se refiere a cargos adicionales, los hoteles no necesariamente reconocen que abruman a los consumidores con ellos. En el hotel Hilton, por ejemplo, los cargos adicionales se cobran en menos del 1% de sus propiedades en todo el mundo, dice Meg Ryan, gerente sénior de asuntos corporativos. Lo mismo se aplica a los hoteles Marriott, según Connie Kim, vicepresidente de relaciones públicas de Marriott International. 

Por supuesto, estos hoteles pueden cobrar otras tarifas, por ejemplo, si cancelas una reservación o cambias tu fecha de llegada, fecha de salida o el tipo de habitación que deseas.

El lugar de viaje también puede afectar el monto que pagas en concepto de cuotas extras. Es más probable que te tropieces con ellas cuando te alojas en hoteles en los principales destinos turísticos, como Miami y Las Vegas. Incluso en la ciudad de Nueva York, donde los cargos adicionales pueden parecer improbables, más de 90 hoteles cobran dicha tarifa, en comparación con solo 10 en 2015, según los datos de ResortFeeChecker.com, un sitio web que permite a los viajeros buscar cargos adicionales en hoteles en todo el mundo.

Consejos para mantener los costos bajos

Para reducir las probabilidades de que te sorprenda una tarifa en tu próxima estadía en un hotel, considera estos consejos.

Llama al hotel antes de reservar. Pregunta si hay tarifas obligatorias y recargos, tal vez para registrarse antes de lo reservado o dejar el hotel después, para el estacionamiento o para usar la caja de seguridad en la habitación. Escribe el nombre o número de identificación del representante que te atendió para que puedas consultarlo si hay una discusión sobre las tarifas más adelante.

Visita el sitio web del hotel. «Los hoteles que cobran un cargo adicional ponen especial atención en divulgarlos en su sitio web mucho antes de que finalice el proceso de reserva», dice Rosanna Maietta, vicepresidente sénior de comunicaciones de American Hotel & Lodging Association, un grupo comercial. Eso es particularmente cierto ya que la Comisión Federal de Comercio (FTC) investigó en 2012 si ciertos operadores hoteleros estaban dando información falsa sobre los precios de reserva de habitaciones de hotel a los consumidores, dice ella.

Si utilizas un sitio de terceros para reservar una habitación, ten en cuenta que puedes no tener acceso a toda la información sobre las políticas de tarifas de un hotel, dice Hanson.

Visita sitios web de viajes. Puedes buscar tarifas hoteleras escribiendo el nombre de un hotel en ResortFeeChecker.com. También puedes buscar reseñas de viajeros para hoteles específicos en sitios como TripAdvisor, para ver los tipos de tarifas que los huéspedes dicen que les han cobrado.

Inscríbete a un programa de fidelidad. Algunos hoteles renunciarán a ciertas tarifas, como una tarifa por WiFi, para los miembros de su programa de fidelidad. En algunos casos, deberás haber acumulado un cierto nivel de puntos. Los miembros del nivel «Pearl» del programa de fidelidad de MGM Resorts, por ejemplo, obtienen estacionamiento propio gratuito, y los miembros «Gold» del programa Wyndham Rewards no tienen que pagar tarifas por dejar el hotel más tarde.

Negociar con el hotel. Si sabes que no usarás los servicios cubiertos por las tarifas que cobra el hotel, explícale esto al gerente del hotel, idealmente cuando reserves tu habitación. Si esperas hasta que te registres, es posible que no te ofrezcan otras opciones. 

También puedes intentar pedirle al gerente del hotel que elimine el cargo adicional de tu factura al momento de pagar, pero este truco no siempre funciona. Hanson dice que si esperas hasta el momento de irte del hotel, no tendrás mucho poder de negociación porque ya aceptaste los términos y tarifas cuando llegaste y te registraste en el hotel.