Pepe Aguilar promete más jaripeos.

El artista de ranchero trae su "complicado" espectáculo ecuestre al sur de California
Pepe Aguilar promete más jaripeos.

Pepe Aguilar prefiere que lo cataloguen como un artista incansable en lugar de implacable. Aunque para el caso es lo mismo, pues todavía no termina su gira, Jaripeo sin fronteras de 2018, y ya está planeando la de 2019.

“Cuando termine la gira […] me tomaré unas vacaciones y espero inspirarme en lo que será Jaripeo sin fronteras 2019”, dijo Aguilar.

La faena no ha sido fácil para este charro nacido en Estados Unidos y criado en Zacatecas, México. El lanzamiento de su show, en el que participan sus hijos, Ángela y Leonardo, y que incluye la actuación del cantante Christian Nodal y de bandas, mariachis y cowboys, no ha sido sin grandes retos, algo que tomó de imprevisto al cantante.

“Te puedo decir que definitivamente no era lo que esperaba […] Han pasado muchas cosas; cada plaza representa un reto importante que hay que resolver de manera contundente, desde cómo meter toneladas de tierra en el Staples Center hasta cómo manejar ruedos ‘irregulares'”, respondió Aguilar.

Sin embargo, a pesar de todos los posibles obstáculos, el cantante dijo que han salido victoriosos y que espera que los recuerdos para quienes lo han visto les duren “por mucho tiempo”.

Hasta la fecha, los lugares donde se ha presentado han estado abarrotados, como espera que suceda este sábado, cuando Jaripeo sin fronteras llegue al Honda Center de Anaheim.

“Estoy reabriendo un nuevo espacio para un espectáculo mexicano, latino, que hace mucho años no se había hecho por un sinfín de razones. Tomar el toro por cuernos nunca es desilusionante”, dijo.

Con esto, el artista se refiere a que este tipo de espectáculos fue muy común en la época en que su padre, Antonio Aguilar, vivió su mayor apogeo. Luego, por lo costosos y difíciles de adaptar, dejaron de realizarse. Lo que hace Pepe Aguilar ahora es retomar esa idea del jaripeo con elementos adicionales, como la monta de toros y caballos, música de varios géneros y jinetes charros.

Hasta ahora el saldo ha sido blanco, pues nadie de sus colaboradores se ha caído de un toro o de un caballo y tampoco ha habido incidentes que lamentar. Tampoco han habido momentos incómodos para sus hijos, sobre todo para Ángela, que ya es una una mujer de 15 años.

“El público es muy respetuoso con mi familia. Lo mejor que me pasa todos los días es que tengo la increíble oportunidad de viajar y trabajar con mi familia, y eso me hace un hombre muy afortunado y un artista muy contento”, dijo.

Y como a Aguilar le gusta hablar de política, aunque dice que él es un artista de ranchero, la pregunta obligada es qué piensa del cambio de poderes que ocurrirá en México, con el triunfo del izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

“Los cambios, por más forzosos que sean, implican una evolución en el mejor de los casos. Le deseo toda la suerte del mundo al Lic. López Obrador y espero que este cambio beneficie a la gran mayoría del pueblo”, escribió.

Pero con quien no fue tan diplomático fue con el presidente Donald Trump, a quien el artista ha criticado abiertamente desde que llegó al poder debido a su discurso antiinmigrante.

“Soy crítico de la desigualdad; soy crítico de la injusticia; soy crítico de la incongruencia”, dijo.

Y sobre quién le gustaría que fuera el próximo presidente de este país, dijo que “alguien al que le preocupe dejar un entorno nacional e internacional mejor de lo que encontró, alguien que esté consciente [de] que este mundo es el único que tenemos y que nos los estamos acabando a pasos agigantados; alguien que se preocupe por el legado de esta generación a las que vienen”.

En detalle

Qué: Jaripeo sin fronteras

Cuándo: sábado, 8 pm

Dónde: Honda Center, 2695 E. Katella Ave., Anaheim

Cómo: boletos $60 a $180; informes (800) 653-8000 y ticketmaster.com

Pepe Aguilar
Pepe Aguilar trae su jaripeo al sur de California. Foto: Cortesía