Trabajan unos cuantos y años y ¡se jubilan de por vida en gobierno de México con papeles falsos!

Los contrastes que dejó Graco Ramírez
Trabajan unos cuantos y años y ¡se jubilan de por vida en gobierno de México con papeles falsos!
Graco Ramirez,
Foto: Archivo

MEXICO – Jubilarse en la administración pública del estado de Morelos puede ser un asunto extremadamente complicado o sencillo, según el tipo de relaciones políticas, sentimentales o consanguíneas que se tengan. O no se tengan.

Así, mientras el congreso saliente aprobó antes de irse de manera precipitada altas pensiones para una larga lista de funcionarios incondicionales amigos, esposas y parientes  del gobierno del otrora izquierdista Graco Ramírez; en pleno centro de las ciudad, decenas de trabajadores pelean en un plantón porque les cancelaron las suyas.

Ante tales contrastes, diversas voces del estado buscan que desde la nueva legislatura que entró el 1 de septiembre  se eche para atrás los millonarios retiros que recibirán personas que, según denuncian diputados, sólo han trabajado unos cuantos años, pero con documentación alterada lograron hacerse pasar como si hubieran trabajado 20 años o más.

Entre los presuntos  jubilados con “las pensiones doradas”  se encuentran: los secretarios de Educación, Beatriz Ramírez; el de Hacienda, Jorge Michel Luna; el exdirector del Instituto de Educación Básica, Fernando Pacheco; y el ex director del Instituto de Desarrollo y Fortalecimiento Municipal, Francisco Velázquez, quien, según denuncias de funcionarios apenas hace cinco años empezó a laborar en la administración pública.

Karina Arteaga, ex directora de Recursos Humanos del Legislativo, Denia Flores Sánchez, esposa del diputado perredista Francisco Navarrete y Bertha Rodríguez, directora de Afiliación y Operación del Seguro Popular.

“Hay algunos funcionarios que se amparan con constancias donde están comprobando que tienen 15 o 20 años en un municipio y eso es imposible porque cada administración cambia de equipo cada tres años“, advirtió en entrevista con este diario el diputado José Casas, quien promete encabezar una investigación a fondo

“Lo que hicieron fue hablarle a algún presidente municipal o funcionario amigo de la administración y pedirle que les expidiera una constancia de que habían estado trabajando ahí muchos años cuando en realidad nunca estuvieron“.

El legislador Casas calcula que las “Pensiones Doradas“ generarán un colapso de la hacienda pública pues el Estado deberá pagar cada año a estos jubilados alrededor de 15,000 millones de pesos anuales (unos 880 millones de dólares) y algunos de los beneficiarios ni siquiera llegan a los 40 años, o sea, que si vive 80 se le tendrá que dar 40 años más.

Tal es el caso de Anahí Bahena, de 37 años, quien al momento de su jubilación sólo tenía un año y medio en la administración pública. Su esposo, el actual secretario de Gobierno, Miguel Ángel Colín, dijo que lo que recibirá su conyuge es “legal” porque presentó toda la documentación requerida, a lo que la senadora Lucy Meza reprochó:

“Es inconcebible que los legisladores hayan permitido que con constancias de antigüedad laboral amañadas, como se ha denunciado, se lograra la jubilación de personajes que dejan en el desprestigio total a la administración pública”.

El escándalo por la conducta de la legislatura saliente escaló a tal punto que en las últimas horas un grupo de empresarios y abogados locales se sumaron a las protestas legales y propagandísticas (en coches y espectaculares promueven el logo ##MorelosDiputados deVerguenza) que pretende llevar a los legisladores al paredón de la justicia.

El argumento es que los congresista no solo aprobaron las jubilaciones doradas, sino que fungieron como brazo golpeador contra enemigos del gobernador, desaparecieron fideicomisos, fondos públicos y aprobaron leyes a su favor, entre otras artimañas.