El príncipe Harry se enfrenta a su familia por culpa de Meghan Markle


El príncipe Harry ha dejado claro que su prioridad es complacer a Meghan Markle aunque para eso tenga que desafiar las ancestrales tradiciones de la familia real británica.

Y es que la vocación ambientalista de la duquesa de Sussex está directamente enfrentada con la costumbre de la Reina Isabel II y su prole de salir de cacería en fechas específicas, como lo han hecho sus ancestros por siglos. Durante las pasadas vacaciones de la realeza británica por Escocia, los duques no asistieron a la caza del urogallo real.

La familia tiene la tradición de viajar en verano al castillo del Balmoral y ahí nunca han dejado pasar la salida a cazar, sin embargo ni Harry, ni Meghan, acudieron este año, su primero como matrimonio dentro de la realeza.

No es la primera vez que Harry se niega a participar en una de las cacerías en las que se involucró desde muy niño. Durante el pasado Boxing Day se rehusó a participar en la tradicional actividad, esto fue pocos días después de anunciar su compromiso con Meghan.

La negativa de Harry ha “aturdido” el seno de la familia real según tabloides británicos, sin embargo la posición proanimal de Meghan es firme.

La presencia de Meghan Markle en la realeza ha sido por demás disruptiva, pues además de los escándalos propiciados por su familia, ha quebrado el protocolo de vestimenta en varias ocasiones, y no hace falta mencionar que es divorciada, algo que apenas unas décadas atrás hubiera sido un impedimento para unirse a Harry.