Lionel Messi quedó fuera de la terna al premio The Best de la FIFA

Foto: TONI ALBIR / EFE/EPA

LONDRES, Inglaterra – El croata Luka Modric, el portugués Cristiano Ronaldo y el egipcio Mohamed Salah han sido los elegidos para disputarse el premio ‘The Best’ de la FIFA y poder coronarse con el galardón a mejor futbolista del planeta.

Por segundo año consecutivo, Londres será el escenario de la pugna entre las estrellas del fútbol mundial en una ceremonia que, a diferencia del 2017, cuando se celebró en el London Palladium, en esta ocasión se trasladará al Royal Festival Hall.

El próximo 24 de septiembre se desvelará el ganador de una lista en la que el mayor ausente ha sido el argentino Lionel Messi, quien se ha visto lastrado por un año en el que, si bien conquistó la Liga Española y la Copa del Rey, no cumplió las expectativas ni en la Liga de Campeones ni en el Mundial, donde cedió ante la a la postre campeona Francia.

Tampoco estará en el podio el francés Antoine Griezmann, pese que era uno de los nombres que sonaban con más fuerza para unirse a Modric y Cristiano, a priori, los grandes favoritos.

La Liga Europa y el Mundial conquistado por el delantero del Atlético de Madrid no han sido argumentos suficientes y en su lugar en el podio ha entrado el egipcio Salah.

El atacante del Liverpool completó una excepcional campaña con los ingleses al marcar 32 goles en la Premier League, lo que supone el récord histórico de la competición, además de ayudar a los de Jürgen Klopp a alcanzar la final de la Champions, donde cayeron ante el Real Madrid.

Los finalistas fueron desvelados este lunes en un acto celebrado en Londres, que contó con la presencia de exfutbolistas como Peter Schemichel, legendario cancerbero del Manchester United, Kelly Smith, máxima goleadora de la selección inglesa, Sol Campbell y Nwankwo Kanu.

El exportero danés explicó que su favorito al galardón es Modric, porque además de ganar la Champions “lideró” a su selección para llegar a la final del Mundial.

El croata fue elegido recientemente como mejor centrocampista y mejor jugador para la UEFA, quedando en este último premio por encima de Cristiano, cuyo mayor argumento para alzarse como ganador es la Champions conquistada con el club blanco en la que quedó como máximo goleador.

El ahora jugador de la Juventus, tras su traspaso desde el Real Madrid por 100 millones de euros, opta a su tercer entorchado, siendo el único que lo ha conquistado desde que este se desligase del Balón de Oro.

Por otra parte, Cristiano también parte entre los favoritos al premio Puskas, que ya ganó en 2009, gracias a su tanto en la ida de los cuartos de final de la Champions ante la Juventus, cuando conectó una soberbia chilena que batió a Buffon.

Como máximos rivales aparece su excompañero Gareth Bale y el tanto de chilena que consiguió ante el Liverpool en la final de la Champions y Messi y su gol a Nigeria que revivió a Argentina en la fase de grupos del Mundial.