La lucha de los indocumentados se plasman en una exhibición


Mario Escobar tenía apenas 12 años cuando dejó su natal El Salvador en un intento por huir de la guerra y reunirse con su madre en el sur de Los Ángeles en 1990.

Como indocumentado, y sin ninguna ley a su favor, cuenta que se convirtió en activista desde muy joven para luchar por su educación y su intento de permanecer en Estados Unidos.

“Comencé organizando a estudiantes de la secundaria Jefferson a mediados de los noventa, cuando luchábamos en contra de la [ley] 187”, recordó Escobar, quien estudiaba en esa escuela.

Dicha medida fue una propuesta legislativa que pretendía negar a los inmigrantes indocumentados servicios sociales y servicios médicos, además de educación pública.

“Después participé en la campaña del asambleísta Marco Antonio Firebaugh” para aprobar la ley AB540, que permite a jóvenes indocumentados pagar cuotas de matrícula con el monto que se le da a los residentes en California.

En 2002 Escobar fue aceptado a la Universidad de California Los Ángeles (UCLA) y recordó que habían estudiantes ciudadanos que tildaban de usurpadores a los alumnos indocumentados diciendo que estos robaban espacio a los ciudadanos.

Para este entonces la ley AB 540 ya había sido aprobada en California.

“En 2002-2003 creamos el grupo IDEAS de UCLA [un grupo de apoyo para indocumentados]donde nos encargamos de instruir a los educadores sobre el tema de los estudiantes indocumentados”, dijo Escobar, quien ahora tiene 40 años.

Su trayectoria y su trabajo, al igual que las de otros jóvenes indocumentados, han logrado ser plasmados en una exhibición de arte muy peculiar.

El Museo de Arte Latino Americano (MOLAA) de Long Beach lanzó la exhibición Undocumented Stories (Historias de Indocumentados) donde se muestra la lucha de aquellos sin un estatus legal y el poder de la gente joven unida.

El inmigrante Mario Escobar dará una charla este jueves en en MOLAA. / fotos: Aurelia Ventura.

“Esta exhibición es un esfuerzo creado por nosotros, para demostrar los problemas que enfrentan los jóvenes indocumentados en cuanto a trabajo, servicios de salud, educación y deportaciones”, dijo Diego Sepúlveda, director del Centro de Recursos Dream del UCLA Labor Center.

Sepúlveda, quien también fue indocumentado cuando estudiaba en UCLA, señaló que la exhibición muestra por medio de fotos, videos y palabras las historias de los jóvenes que pese a no tener un estatus legal en el país, desean permanecer aquí junto a sus familias.

“Nuestra exhibición va más allá de los ‘soñadores’ [amparados por DACA], se trata de la comunidad indocumentada en general”, indicó.

“Queremos comunicarnos con la gente para decirles que somos sus vecinos, somos sus amigos y queremos estar aquí”.

Escobar dijo que se siente orgulloso de haber sido parte de un grupo pionero del movimiento estudiantil indocumentado que ha logrado abrir puertas a nuevas generaciones.

Entre los aportes de la actualidad se encuentran la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y el California Dream Act —ayuda financiera para estudiantes indocumentados que llenan ciertos requisitos.

“Muchos de estos jóvenes se han convertido en líderes, en abogados, en parte del sistema laboral que aporta al país”, explicó Sepúlveda.
Escobar, quien ahora es profesor del Mission College y a principios de año se convirtió en residente legal permanente después de haber estado con un amparo de asilo político por años, dijo que las celebraciones son buenas pero todavía hay mucho por hacer.

La muestra cuenta con fotografías, videos y palabras acerca de las historias de jóvenes sin un estatus legal. / Foto: Aurelia Ventura.

“Me siento orgulloso de la trayectoria que hemos logrado como colectivo, pero tenemos un recordatorio esperando que los logros que hemos hecho no se conviertan en una traba para detenernos y continuemos”, dijo Escobar.

Sepúlveda dijo que mediante esta exhibición se les puede poner una cara a los problemas de inmigración que se están viviendo actualmente.

“La gente inmigrante joven levanta la voz y demuestra que esta aquí para luchar por ellos y por sus familias… Estamos viviendo una crisis humanitaria en este país”, agregó. “Estamos aquí porque el Congreso continúa fallándonos y no hemos logrado una reforma migratoria justa”.

La cita

La exhibición Undocumented Stories se presentará hasta este domingo 9 de septiembre en el museo MOLAA, localizado en 628 Alamitos Ave, Long Beach, CA 90802. Hoy jueves por la tarde habrá una celebración de clausura donde Escobar participará en un panel para hablar de su experiencia.

Para más información llama al 1(562) 437-1689 o visita: AQUI