Lo que el seguro contra inundaciones cubre y no cubre


El inicio oficial de la primavera puede inspirarte a limpiar tu casa a fondo, acelerar tu rutina de ejercicios y comenzar a trabajar en tu césped y el jardín. También es un buen momento para comprar un seguro contra inundaciones.

Incluso si no vives en una zona propensa a las inundaciones, podrías encontrar el sótano e incluso la primera planta inundados en forma de nieve derretida en invierno y las lluvias de primavera que causan desbordamientos de lagos, embalses, ríos y estanques. Parte del 20% de los reclamos a través del Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones (NFIP), a cargo del gobierno, vienen de propietarios e inquilinos de áreas con bajo o moderado riesgo de inundarse.

El seguro contra inundaciones es la única cobertura que te indemnizará por las inundaciones causadas por el clima y otras fuerzas externas. El seguro de propietario no lo hace. El seguro contra inundaciones de la NFIP, la cobertura más popular, empieza 30 días luego de su adquisición. Así que ahora es el momento de comprarlo.

Aún así, las políticas de inundación no cubren todo en tu hogar. Aquí hay un resumen de lo que está y no está cubierto, de acuerdo con la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, el administrador del NFIP.

Qué está cubierto

Sistemas esenciales en el hogar. Esto incluye sistemas eléctricos y de plomería, hornos, calentadores de agua, acondicionadores de aire centrales, bombas de calor y bombas de sumidero. También incluye las cisternas y el agua en ellas, los tanques de combustible y el combustible en ellas, los equipos de energía solar, los tanques de agua y las bombas.

Electrodomésticos Los refrigeradores, estufas, y electrodomésticos construidos a medida, como lavavajillas, lavadoras y secadoras generalmente están cubiertos. También los aires acondicionados de ventana portátiles y los congeladores y la comida en ellos. La comida dentro de los refrigeradores, sin embargo, no está cubierta. 

Tratamientos de alfombras y ventanas. Si has instalado alfombras de forma permanente sobre un piso sin terminar, o cualquier otro tipo de alfombras sobre pisos de madera, el seguro debe cubrirlas. La política también debe incluir persianas y cortinas. 

Paneles de pared, estanterías, bibliotecas y armarios instalados de forma permanente. Si tienes que reemplazar los gabinetes, la póliza pagará solo por los dañados. Eso significa que si algunos armarios se arruinaron pero otros no se vieron afectados, es posible que tengas problemas para obtener gabinetes que coincidan con los más antiguos. 

Muros de cimientos, sistemas de anclaje y escaleras conectadas al edificio. Existe una exclusión para “la pérdida causada directamente por el movimiento de la tierra, incluso si el movimiento de la tierra es causado por una inundación”.

Un garaje separado, usado para almacenamiento o estacionamiento limitado. Puedes usar hasta 10% de la cobertura total del edificio hasta el garage, pero esa cantidad se restará de la cantidad total de cobertura de construcción disponible para ti.

Propiedad personal. Esto incluye ropa, muebles y equipo electrónico, aunque solo si no se almacenan en el sótano. 

Ciertos objetos de valor. Es probable que tu póliza cubra artículos como obras de arte originales y pieles, hasta $ 2,500 en valor.

Otra cobertura. Algunos eventos están cubiertos incluso si no son estrictamente inundaciones, como filtraciones de aguas subterráneas y deslizamientos de tierra. Esto incluiría el derrumbe de la piscina sobre el suelo de un vecino, causando que el agua fluya hacia tu hogar, o un quiebre de la tubería de agua que dañe tu hogar y al menos otra en el vecindario. Sin embargo, el daño causado por un desbordamiento de alcantarillado está cubierto solo si es resultado directo de una inundación.

Lo que no está cubierto

El seguro contra inundaciones tiene requisitos de elegibilidad y numerosas exclusiones. Por ejemplo, los muebles u otra propiedad personal en un sótano, semisótano, o sótano “a nivel” no está cubierto, incluyendo estanterías, cortinas, alfombras,  TV, y sistemas de audio. 

La cobertura federal de seguro contra inundaciones también tiene un tope de $ 250,000 por edificio y $ 100,000 por contenido, aunque puedes comprar pólizas con límites más bajos.

Hay deducibles por separado para tu vivienda y contenido. Se encuentran disponibles límites de cobertura más altos para las pólizas de contenido y estructura no residencial. Verifica aquí para más detalles de FEMA. 

Cómo comprar un seguro contra inundaciones

Puedes comprar un seguro nacional contra inundaciones directamente del Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones, así como a través de docenas de compañías de seguros privadas en todo el país. Consulta con un agente que vende cobertura de propietarios para obtener más detalles.

Las personas que viven en áreas de riesgo bajo y moderado y que compran un seguro federal contra inundaciones pagan las primas estándar establecidas por FEMA. Esas tarifas son las mismas independientemente de dónde compres tu cobertura.

Para obtener un cálculo de la prima anual y un enlace a los Agentes que venden seguros federales contra inundaciones, ve al Centro de Servicios de Mapas de Inundaciones (FEMA), coloca el domicilio de tu casa y haz clic en “Interactive Map.” Esto te llevará al mapa oficial de clasificación de inundaciones de tu área. Para solicitar ser derivado a un Agente, contacta al Centro de Atención Telefónica de Derivación al Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones al 888-379-9531. 

También puedes ir a FloodTools.com, un sitio comercial, para ver tu propiedad en un mapa de inundación y obtener estimaciones detalladas de las primas.

Si te encuentras en un área de alto riesgo, es probable que tu prima se adapte a tu propiedad. De acuerdo con FEMA, hay muchas variables que entran en el precio, incluyendo la antigüedad y la construcción de la casa, su proximidad al agua, la elevación de la casa y el valor de la casa. 

Los inquilinos también pueden obtener un seguro contra inundaciones. Eso puede ser particularmente valioso si vives en un apartamento en el primer piso o subsuelo. Como arrendatario, tienes derecho a comprar cobertura solo por el contenido de tu apartamento o casa. Tienes derecho al mismo límite máximo de cobertura en los mismos artículos que los propietarios: $ 100,000 para el contenido de tu hogar. Verifica los detalles de FEMA aquí

Las calificaciones de Consumer Reports de seguro de propietarios pueden ayudarte a encontrar un proveedor con el mejor historial de reclamos y servicio al cliente.

Seguros privados contra inundaciones

Cada vez más, las aseguradoras privadas ofrecen cobertura contra inundaciones. Las pólizas complementan el seguro federal contra inundaciones al proporcionar límites de cobertura más altos o reemplazarlo como la póliza de inundación primaria del propietario. Algunas aseguradoras lo ofrecen como opcional en la cobertura de sus propietarios.

Dependiendo de tu situación, puedes encontrar que el seguro privado contra inundaciones tiene primas más bajas que la versión federal. O puede requerir menos costos adicionales. Por ejemplo, alrededor del 20% de los casos, el gobierno requerirá que un profesional acuda al hogar para redactar un “certificado de elevación” para determinar la tasa de seguro. El dueño de casa paga esa cuenta.

Además, la cobertura privada puede cubrir los gastos de manutención si tienes que mudarte mientras se está limpiando tu casa después de una inundación. Eso es algo que el seguro federal contra inundaciones no proporcionará.