“El Diario de Ana Frank” vuelve al teatro en la era Trump


La dura política migratoria del Gobierno de Donald Trump inspiró al director teatral Stan Zimmerman a tomar la famosa historia de El Diario de Ana Frank e imprimirle una perspectiva latina en una puesta en escena que se estrena hoy.

Tras ver en los noticieros la historia de una judía de Los Ángeles que de forma anónima y segura ofreció alojamiento a una madre latina y a sus dos hijas tras la deportación del padre de familia, el director se decidió adaptar la famosa historia.

De esta manera, el escenario del teatro Dorie de Los Ángeles acoge desde hoy y por tres semanas “El diario de Ana Frank”, cuyo cartel que muestra de espaldas a un agente de ICE ya deja clara esta recreación de la historia clásica de la niña judía víctima del holocausto durante el nazismo.

Para la actriz Raquenel Portillo, “Mary Boquitas”, la propuesta de Zimmerman de volcar la historia del holocausto judío con actores hispanos no sólo establece un paralelismo entre el sufrimiento de los dos pueblos, sino que permite a los actores hispanos demostrar que pueden encarnar toda clase de roles.

“Esta obra nos ha permitido reflexionar sobre los horrores que vivió la comunidad judía y lo que le esta tocando vivir a muchos de mis paisanos”, dijo a Efe la actriz mexicana, que en la puesta en escena encarna a la señora Van Daan .

Zimmerman dijo al periódico Los Ángeles Times que terminó de convencerse de realizar el proyecto cuando descubrió que el padre de Ana intentó traer a su familia a Estados Unidos pero las estrictas leyes migratorias de la época se lo impidieron.

El elenco de este montaje está compuesto por la joven actriz Génesis Ochoa, que interpreta a Ana Frank; Tasha Dixon, de raíces cubanas y puertorriqueñas y que encarna a la madre de Ana; Emiliano Torres, que asume el rol del señor Frank; y Teddi Shaffer, en el rol de Margot Frank, la hermana mayor de la protagonista.