La Víbora: A Ninel Conde le encanta la mala vida

A nuestra serpiente comentarista del entretenimiento no se le escapa nada ni nadie
La Víbora: A Ninel Conde le encanta la mala vida

¿Han oído esos refranes de, “La cabra tira al monte”? ¿O, “El que nace para tamal del cielo le caen las hojas”? ¿Y qué tal el de “Perro que come huevos, ni quemándole el hocico”? ¿Por qué les pregunto esto? Pues porque todos esos dichos aplican a mi inteligentísima Ninel Conde, si es que se confirma que regresó con el barbaján de Giovanni Medina, su expareja.

Leyeron bien: Ninel podría haber retomado su “romance”, si es que así se le puede llamar a una relación tan enfermiza, con quien por mucho tiempo ha hablado pestes de ella, que le ha dicho que se prostituye, que se droga, que es una mala madre, entre otras cosas igual de bonitas. Aunque no está confirmado, un reportero en México asegura que los vieron muy acaramelados en un antro de Guanajuato, México.

Ninel Conde y Giovanni Medina
La Bombón Asesina parece haber regresado con Giovanni Medina./Archivo

¿Saben qué? No me sorprendería, y de ahí los refranes que les menciono. Es un patrón que sigue Ninel, ese de involucrarse con golpeadores, que además la abusan verbalmente. Aunque ahora es muy amiguita de José Manuel Figueroa, ¿recuerdan que en algún momento ella también reveló que este cantante la golpeaba? Él mismo lo reconoció, y por eso ahora según él se la hizo amiga, para lavar sus culpas.

La historia se repite ahora con Giovanni, un mequetrefe del que se separó hace dos años y con quien procreó un hijo. Desde entonces la vedette y el patán viven de la greña disputándose la custodia del niño. De verdad que dan vergüenza por la serie de barbaridades que se hacen y se dicen.

Ya saben lo que van a decir ambos si se confirma que retomaron su horrendo idilio: que lo hicieron por Emmanuel –el hijo–, que porque pregunta mucho por su papá, que porque lo extraña. En fin, ojalá que si es verdad, sea por este pobre niño por el que puedan llevar la fiesta en paz.

Y hablando de perros que comen huevos, ¿qué les parece ese chisme de que Eduardo Yáñez golpeó ahora a un anciano en un pueblo de México? Supuestamente, el actorcito se molestó porque el señor lo estaba grabando. Y como el anciano no dejó de hacerlo, el energúmeno le dio un cachetadón, o sea, la especialidad de Eduardo.

 

El actor protagonizó otro show mientras grababa su nueva bovela./Cortesía

Esto fue confirmado por el alcalde de la localidad, que dijo a “El Gordo y la Flaca” que tanto el agresor como el agredido tuvieron que presentarse ante el juez del pueblo para que se tomaran cartas en el asunto. Según eso, Eduardo le tuvo que pagar cierta cantidad al viejito, aunque no se reveló el monto. Pero qué importa, otra rayita más al tigre, ¿no creen?