El golazo con el que Olivier Giroud rompió su maldición con Francia

Foto: IAN LANGSDON / EFE/EPA

PARÍS, Francia – Prosigue el sueño en Francia, convertida en una fiesta desde la victoria en el pasado Mundial, entregada a unos jugadores que, guiados por un brillante Kylian Mbappé, prolongaron la jarana ante Holanda (2-1) en su reencuentro con el público galo en el segundo duelo de la Liga de Naciones.

El atacante de 19 años está decidido a dejar su huella en la selección y firmó una actuación cargada de ambición, que puso patas arriba la defensiva apuesta de Ronald Koeman ante los campeones del mundo.

Abrió el marcador en el minuto 14 y, tras el empate logrado por Ryan Babel en el 67, fue Olivier Giroud quien cogió el relevo en el 75 cuando en las gradas se preparaba su sustitución por Ousmane Dembelé, el público murmuraba su nombre y se disponía a firmar su undécimo partido sin marcar, demasiado para el “9” de la campeona del mundo.

Se salvó de la quema para que la celebración fuera completa, porque con un segundo empate tras el Mundial de Rusia habría quedado ensombrecida, al igual que la majestuosa actuación de Mbappé.

Giroud se reencontró con el gol tras un buen pase de Mendy, que había sustituido a Lucas Hernandez en el lateral zurdo. La fiesta estaba a salvo. Francia vive en estado de gracia y nada borra la sonrisa que se dibuja en los labios de la afición.