Administración Trump hace alarde de logros económicos, con datos falsos

Foto: Alex Wong / Getty Images

WASHINGTON— A menos de dos meses de los comicios legislativos, el presidente Donald Trump destacó este lunes los logros económicos de su Administración, en algunos casos exagerando o distorsionando los resultados y omitiendo que la recuperación económica comenzó con su antecesor, Barack Obama.

De cara a los comicios legislativos del próximo 6 de noviembre, Trump ha hecho de la economía una de sus principales piezas en el ajedrez electoral, en el que ambos partidos se jugarán el control del Congreso. Así, la economía se ha convertido en un arma política.

Trump colgó en su cuenta en Twitter contrastando declaraciones pesimistas de Obama con los elogios de analistas afines a su Administración.

Como parte de un esfuerzo coordinado, la Casa Blanca también distribuyó una hoja de datos en la que destacó el “boom” económico bajo la Administración y que, gracias a las políticas del mandatario, ha mejorado “las tendencias económicas planas” de la anterior Administración demócrata.

Durante una rueda de prensa en la Casa Blanca –la primera en casi tres semanas- el presidente del Concejo de Asesores Económicos (CEA) de Trump, Kevin Hassett, afirmó que es “incorrecto” decir que Trump heredó una economía en recuperación.

Según la Casa Blanca, existe una conspiración de los medios, comentaristas, economistas y funcionarios demócratas para atribuir a Obama “el éxito económico del presidente Trump”.

Hassett negó que su comparecencia ante la prensa tenga que ver con los discursos que desde el viernes pasado ha dado Obama para apoyar a candidatos demócratas y movilizar a la base a las urnas en noviembre próximo.

La “guerra” de palabras comenzó el pasado fin de semana y continuó hoy con una serie de mensajes de Trump en Twitter, en los que afirmó falsamente que cuando asumió el poder en enero de 2017, la economía se iba a pique.

El mandatario agregó que Obama supuestamente había pronosticado que él necesitaría una varita mágica para alcanzar un Producto Interno Bruto (PIB) del 4%.

“Supongo que tengo una varita mágica, 4,2%, y haremos mucho más que esto! Apenas hemos comenzado”, continuó el mandatario.

Trump también dijo que la economía afronta la mejor bonanza “en la historia de nuestro país” y que son los demócratas los que tambalean y “mienten como locos!”.

Pero la economía en realidad ha registrado mejores niveles de empleo durante varios períodos en el pasado y el crecimiento económico ha superado la tasa de desempleo en decenas de ocasiones desde la década de 1940.

Trump, quien se precia de usar superlativos para ensalzar sus logros, también dijo que la tasa de crecimiento del PIB “es más alta que la del desempleo de 3,9% por primera vez en más de 100 años!”.

Varios medios de prensa, incluyendo la conservadora cadena televisiva, Fox News, indicaron que ese dato estaba equivocado.

Hassett dijo desconocer de dónde sacó Trump el dato errado, y precisó que la cifra exacta es “en los últimos diez años”.

“Lo que es cierto es que es la tasa más alta (del PIB) en diez años, y en algún momento alguien probablemente se lo dijo añadiendo un cero, y no debió hacerlo. Tendrían que preguntarle al presidente de dónde salió ese número, pero el número correcto es diez años”, precisó el principal economista de la Casa Blanca.

“No soy el presidente del concejo de asesores de Twitter”, bromeó Hassett.

Según datos oficiales, el número de empleos aumentó a una tasa anual de alrededor de 1,88% entre noviembre de 2012 y noviembre 2016. En cambio, la tasa de crecimiento de empleos bajo la Administración Trump creció en 1,57%.

El Buró de Análisis Económico del gobierno indica que la tasa de desempleo del 3,9% se acerca al punto más bajo en casi 18 años, pero la mejor cifra se registró en 1953, cuando se ubicó en 2,5%, en plena guerra con Corea del Norte.

No es la primera vez que Trump exagera cifras con fines políticos. En el pasado incluso se ha adelantado a la divulgación oficial de informes económicos.

Trump también ha dicho que los sistemas del Seguro Social y “Medicare” se están fortaleciendo bajo su gobierno, pero el propio gobierno ha advertido que, de hecho, la situación de solvencia de ambos programas de la red de seguridad social van de mal en peor.

En declaraciones a este diario, Michael Madowitz, un economista del Centro para el Progreso Estadounidense (CAP), calificó hoy de “alarmante” hasta qué punto la Administración intenta acomodar las estadísticas económicas para que encajen “en una narrativa que tiene poca solidez”.

Así, las exageraciones de las últimas semanas han incluido datos inflados sobre el crecimiento de salarios, el impacto de los recortes de impuestos, y un cambio significativo en la trayectoria económica que, según Madowitz, no se acoplan bien a la realidad.

“Sospecho que veremos mucho más de este tipo de cosas, pero los economistas responderán con más fuerza. Creo que todos estamos un poco alarmados de ver como el CEA, que históricamente se ha enfocado más en ser riguroso, se esté politizando de esta manera”, afirmó el economista.

Obama ha regresado a la palestra nacional para apoyar a candidatos demócratas, y ha hecho críticas directas a la gestión de Trump.

El viernes pasado, en un discurso en la Universidad de Illinois en Urbana, Obama dijo que respecto al “milagro económico” del que se precian Trump  y los republicanos, es importante recordar a los votantes que las tasas de creación de empleos son las mismas que se registraron en 2015 y 2016.