Este niño tiene una rara alergia al sol

Foto: Screenshot Inside Edition

Un desorden genético extremadamente raro ha dejado a un infante británico incapaz de tolerar la luz solar, incluso en las dosis más mínimas.

Freddie Mason-Perkins, ahora de 19 meses, tiene tricotiodistrofia o TTD, que causa que su piel se queme cuando se expone a la luz ultravioleta.

“Freddie nació a las 28 semanas, completamente inesperado y, por cesárea de emergencia”, dijo su madre, Carlie Mason-Perkins. Y cuando nació, estaba cubierto por una membrana. Era una especie de piel roja apretada y brillante que cubría todo su cuerpo “.

Uno de los principales síntomas de su enfermedad es el raro cabello, que es escaso y quebradizo y con frecuencia se cae, junto con sus pestañas. El niño también sufre de cataratas en ambos ojos y nació con un “agujero” en el corazón.

Cuando sale con su madre, ella lo cubre conçn un saco oscuro que bloquea toda la luz del sol.

“Así que se queda todo encapuchado, está bastante feliz allí”, contó su madre a Inside Edition.

Si  es un día muy soleado, también debe llevar gafas de sol aunque esté dentro del saco, ya que el sol también afecta sus ojos.