Urgen a AMLO presentar sobre el impacto de enviar burocracia federal a los estados


MEXICO – La urbe que hasta hoy se lleva por mucho la inversión, el consumo y la renta del país, la Ciudad de México, lleva meses con malos augurios: que sus oficinas quedarán desocupadas, sus restaurantes, bares y discotecas vacías, sus rentas a la baja y sus familias divididas…

La tormenta, que supuestamente se avecina por la idea de que el  futuro presidente, Andrés Manuel López Obrador,  de enviar a las secretarías a diversos estados apenas entre en funciones, tiene asustados a los burócratas, analistas y políticos.

Residentes, autoridades y empresarios del interior del país también temen que los rebase la llegada de cientos de familias (alrededor de cinco millones) en busca de infraestructura para vivir, pero López Obrador visualiza otra cosa: días opulentos para la federación a donde llegará la derrama económica.

Frente a ambos extremos, algunos congresistas solicitaron al presidente de manera urgente “un estudio del impacto” que tendría esta decisión que busca descentralizar al gobierno federal que hoy se concentra en la capital mexicana.

“Ni siquiera hay un análisis con los gobernadores estatales para revisar las condiciones de seguridad, sociales y económicas; con los empleados y sindicatos, revisar la ley y los derechos de los trabajadores que no deseen irse de la Ciudad de México”, agregó el ex diputado del Partido Revolucionario Institucional, Francisco Escobedo.

Algunos analistas como , experta en desarrollo territorial calculó para la revista Forbes que el traslado de la burocracia pÁngelica Garnicaodría tardar hasta 30 años para que sea ordenado y sin afectaciones.

“Se deben cuidar las implicaciones sociodemográficas, de inversión pública, infraestructura complementaria y nuevas capacidades territoriales, sociales y profesionales, para que las condiciones de estas ciudades y la operación de las propias dependencias sean viables”.

No es la primera vez que se intenta llevar a la dependencias a los estados. No sólo para el desarrollo local sino por un asunto práctico. En 2006, el legislador Pedro Montalvo presentó una iniciativa de reformas a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal para enviar algunas secretarías a los estados y evitar el distanciamiento entre las necesidades locales y los programas públicos. ¿Qué hace la Marina en el Distrito Federal?, se preguntaba.

AMLO reconoció que el traslado de dependencias y organismos federales requiere de un acuerdo con los trabajadores al servicio del Estado, pero señaló que se les darán facilidades como construir viviendas mediante créditos baratos de Fovissste a fin de que puedan hacer su vida en los estados, con facilidades para que estudien los hijos, mejores condiciones laborales.

“Nada por la fuerza, afirmó, todo por la razón y el derecho. Los vamos a convencer”.

ASI SERIA LA DISTRIBUCION

  1. Energía, Tabasco.
  2. Medio Ambiente, Yucatán.
  3. Nacional Financiera, Coahuila.
  4. Agricultura, Sonora.
  5. Cultura, en Tlaxcala.
  6. Trabajo, Guanajuato.
  7. Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, Baja California Sur.
  8. Infonavit, Toluca, México.
  9. Función Pública, Querétaro.
  10. Caminos y Puentes, Morelos.
  11. Aduanas, Tamaulipas.
  12. Desarrollo Social, Oaxaca
  13. Petróleos, Campeche.
  14. Servicio de Administración Tributaria, Baja California.
  15. IMSS, Michoacán.
  16. Diconsa, Zacatecas.
  17. Salud, Guerrero.
  18. Ganadería, Jalisco.
  19. Turismo, Quintana Roo.
  20. Comisión Federal de Electricidad, Chiapas.