Apoyo y recursos para jóvenes LGBTQ y sus familias

Organización ofrece ayuda y guía para madres y padres latinos de niños y adolescentes 
Apoyo y recursos para jóvenes LGBTQ y sus familias
La organización ofrece talleres y grupos de apoyo a niños y adolescentes.

Desde el primer instante en que nuestros hijos llegan a nuestros brazos, se convierten en la prioridad y en la misión de nuestras vidas. Y si bien los llamamos “nuestros”, entendemos que son seres independientes, que más allá de semejanzas físicas o de personalidad, tienen su propia identidad y su propio destino.

Y a pesar de que los valores de la cultura latina priorizan a la familia y el amor incondicional de los padres, aún existen prejuicios y mitos en contra de hijos y familiares LGBTQ.

“El 40% de los jóvenes LGBTQ no es aceptado en su familia”, indicó Juan Castillo-Alvarado, Director de educación pública, de la Alianza latina por la igualdad (LEA), en entrevista con este diario. Aún en la actualidad existen casos en que los padres echan a sus propios hijos de sus hogares, al saber de su identidad de género o de su orientación sexual. En otros casos, los adolescentes y jóvenes terminan huyendo de sus hogares, como resultado del rechazo y el acoso. Hay niños y adolescentes que incluso acaban con sus vidas, como resultado del acoso y la discriminación.

LEA es una organización que promueve la igualdad, justicia y libertad de la comunidad latina, LGBTQ, enfocándose en la aceptación familiar y la reforma inmigratoria.

Castillo explicó que la organización realiza grupos y talleres para padres y jóvenes en escuelas de LAUSD y en su centro comunitario LGBTQ de Boyle Heights.

“Hay padres que inmediatamente aceptan a sus hijos, pero también hay quienes llegan al centro llorando, diciendo ‘Hice algo mal’, o ‘Dios me está castigando’, sólo porque sus hijos les confiaron que eran gays, lesbianas o transgénero”, contó Castillo. En los talleres, los padres pueden compartir sus experiencias personales, sus sentimientos, desahogarse y aprender a apoyar a sus hijos.

“En talleres y grupos, yo siempre digo que no importa si no nos entienden, o si están enojados, pero nosotros somos sus hijos, sus familiares, amigos o compañeros de trabajo, y tenemos que respetarnos los unos a los otros, si queremos una vida en paz. Es fundamental que nos tratemos con respeto y nos ayudemos mutuamente, independientemente de la religión, orientación sexual, identidad de género o raza”, señaló Castillo.

“Siempre ha existido el acoso no sólo en contra de la comunidad LGBTQ, sino también en contra de los inmigrantes y otras minorías. Pero lamentablemente, en la actualidad, el presidente ha abierto las puertas a la discriminación y a la violencia, y la gente que lo sigue como ovejas se ha hecho aún más abusiva”, agregó.

Los niños y jóvenes asisten a grupos en busca de apoyo.

Recursos

Los talleres de LEA son de cinco semanas, o sesiones, dos horas por cada encuentro. Los temas de dichos talleres incluyen acoso, homofobia y transfobia, y salud mental y emocional, entre otros. Los participantes también aprenden a defender sus derechos y a pedir cambios en las escuelas de sus hijos.

“Muchos padres temen hablar y reclamar por sus derechos, creyendo que no pueden hacerlo, sólo por ser inmigrantes o por no tener documentos. Sienten miedo. Pero los derechos humanos son para todos, sin importar el estatus migratorio”, explicó Castillo.

Castillo remarcó que, a pesar de los prejuicios y estereotipos que aún existen en la comunidad hispana en cuanto a grupos LGBTQ, también existen padres y madres que aceptan a sus hijos y los apoyan

“Hay padres excepcionales que, incluso luego de que sus hijos se gradúan, siguen viniendo a los grupos para hablar y ayudar a otros padres”.

Todos los meses, LEA ofrece grupos y talleres de apoyo para niños y jóvenes LGBTQ y para sus padres y familiares.

Para más información, puedes llamar al 626-216-2411, o visitar http://www.latinoequalityalliance.org/,

Estadísticas

Según el reporte “2018 LGBTQ Youth Report” de la organización Human Rights.

  • Los jóvenes LGBTQ de color y los adolescentes transgéneros reportaron sentir estrés elevado y sólo el 11% de jóvenes de color dijo que su grupo racial o étnico es visto de manera positiva en los EEUU.
  • El 75% de los adolescentes encuestados reportó haber estado deprimido la semana previa al reporte.
  • El 95% de los jóvenes LGBTQ dijo tener problemas para dormir.
  • Un 67% reportó haber oído comentarios negativos de sus familiares sobre la gente LGBTQ.
  • Sólo el 26% de los jóvenes LGBTQ dijo sentirse siempre seguros en sus clases de la escuela.