Demandan por acoso sexual y represalias a la Ciudad de Lynwood y al concejal Edwin Hernández

Abogados de la Ciudad dicen que se irán a juicio, y esperan que la corte decida sobre el asunto
Demandan por acoso sexual y represalias a la Ciudad de Lynwood y al concejal Edwin Hernández
Mónica Ochoa, su abogada y simpatizantes se presentaron este miércoles frente a la Alcaldía de Lynwood para anunciar la demanda contra la ciudad y el concejal Edwin Hernández. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Mónica Ochoa, una empleada de la Ciudad de Lynwood por 18 años, entabló una demanda por acoso sexual y represalias contra el concejal Edwin Hernández y la propia municipalidad. El concejal negó a través de su abogado, las acusaciones y dijo que son parte de una intriga política.

“Estoy aquí porque después de que cooperé con la investigación de Edwin Hernández, la Ciudad no ha hecho nada. Me dijeron que cuánto quería para que renunciara, pero no acepté, y me vi forzada a tomar una licencia de trabajo”, dijo Ochoa durante una conferencia de prensa afuera de la Alcaldía de esa ciudad, donde estuvo acompañada de su abogada, Lisa Bloom.

La defensora afirmó que en dos ocasiones se lograron dos acuerdos, pero el Concejo no sé molestó en votarlos. “Uno de esos acuerdos era para sancionar a Hernández, pero de último momento, la votación fue misteriosamente sacada de la agenda”, señaló.

Mónica Ochoa (izq.) denuncia ser víctima de acoso sexual por parte de Edwin Hernández. Varias mujeres se presentaron ayer para apoyarla. (Aurelia Ventura/La Opinion)

 

La segunda propuesta requería que Ochoa dejara el empleo. “En toda mi carrera, nunca había visto que se tratara a un empleado así. El Concejo está protegiendo al concejal. No ha habido un solo concejal que salga a decir que está mal que acosen sexualmente a un trabajador”, dijo.

Y  señaló que los empleados tienen mucho miedo de reportar el acoso sexual porque saben que recursos humanos toma la queja, pero no hace nada.

Pidió justicia para Ochoa y otras empleadas que han sido víctimas de acoso por parte del concejal Hernández. “Demandamos que la Ciudad de Lynwood respete a las mujeres trabajadoras y se sancione a Edwin Hernández”, subrayó.

Años de acoso

Ochoa estaba embarazada cuando presentó la queja contra la Ciudad en febrero. “Regresé para trabajar dos días, y fue cuando me pusieron otro permiso administrativo. Ha sido extremadamente difícil. Mi hijo nació un mes antes por todo el estrés que pasé. He tenido disgustos con mi esposo”, relató.

Recordó que uno de los comentarios que más le dolió durante el tiempo que fue acosada fue cuando días después de que su madre falleció, el concejal Hernández supuestamente se le acercó para hacerle un comentario inapropiado.

 

Edwin Hernández es concejal de la ciudad de Lynwood.

“Pensé que me iba a dar las condolencias, pero me invitó a cenar. Insistía e insistía hasta que una compañera lo tuvo que correr de la oficina. Él me dijo por qué no aunque sea vamos a la cama”, indicó.

Platicó que aguantó el acoso sexual de Hernández durante 5 o 6 años. “Empezó cuando él estaba en la tesorería de la Ciudad. Yo trabajaba en finanzas y había mucha interacción”, dijo.

La gota que derramó el vaso ocurrió durante una cena de empleados en diciembre. “Fue un sinverguenza. Fue a mi mesa a piropearme estando mi supervisora a un lado, y mi esposo a unos pasos. No le importó. Tuve que irme de la fiesta y me ocasionó un disgusto con mi esposo”, recordó.

Dijo que en la Ciudad había rumores de que molestaba a otras mujeres. “Ellas nunca dijeron nada. Una empleada tuvo que renunciar por miedo. Yo me aguanté porque necesitaba mi trabajo. Cuando me decidí a denunciar el acoso, mi esposo me apoyó mucho, pero la verdad tuve mucho miedo de perder mi matrimonio”, sostuvo.

Irán a juicio

Maribel Medina, de la firma legal Leal y Trejo que representa a la Ciudad de Lynwood, dijo que debido a que no llegaron a un acuerdo entre la dos partes – la Ciudad y el empleado – esperan recibir la demanda e ir a un juicio para que una corte decida el caso.

 

Varias mujeres se presentaron a la conferencia de prensa para apoyar a Ochoa en su demanda. (Aurelia Ventura/La Opinion)

“En los últimos meses hubo discusiones para llegar a un acuerdo, pero no se logró una decisión”, dijo.

Hizo ver que no se darán a conocer los resultados de la investigación sobre la denuncia de acoso sexual contra el concejal Hernández porque son privados y se manejan temas muy sensibles de las vidas de los involucrados.

“No consideramos que se deba hacer un circo mediático de un asunto tan serio porque se daña el ambiente laboral, y tenemos que proteger la confidencialidad de los empleados. La confidencialidad la tomamos muy seriamente”, dijo.

Reveló que en cuanto supieron de la queja, comenzaron una investigación que involucró al propio concejal y a varios empleados.

Dejará el cargo

El concejal Hernández dejará su cargo en un mes cuando se le vence su periodo, y a Ochoa se le otorgó una licencia pagada para ausentarse del cargo .

Hernández, un veterano del Ejército, fue electo concejal de Lynwood en 2013. Antes de ocupar ese cargo, en 2011 fue tesorero de la ciudad. Previo a esa posición, por 25 años fue gerente del Banco Popular. También fue tesorero de la Cámara de Comercio, el Club Rotario, el Club de Leones y el Consejo Asesor de los Sheriffs.

Actualmente es presidente de la Cámara de Comercio de Lynwood y es pastor de una iglesia cristiana en South Gate. Trabaja como director ejecutivo de la Cámara de Comercio Florence Firestone Walnut Park en un área no incorporada de Los Ángeles.

Desmienten acusaciones

“Aquí la única víctima es el concejal Edwin Hernández. Las acusaciones de Mónica son falsas, motivadas por dinero y parte de una intriga política. Por lo tanto no merece una compensación”, dijo Aldo Flores, abogado del concejal.

Señaló que la investigación hecha por la Ciudad arroja que su cliente no cometió acoso sexual. “Yo mismo vi y leí ese reporte, después de durante seis meses estuve exigiendo que me lo mostraran”, aseguró.
El abogado Flores dijo que la queja de Mónica Ochoa fue manejada mal desde un principio por la Ciudad de Lynwood, y se cometieron errores al no investigar. “Por eso ya no están la directora y el abogado de la Ciudad”, señaló.
En consecuencia, reveló que la semana pasada, el concejal Hernández demandó a la Ciudad de Lynwood por violaciones a sus derechos civiles.
La abogada de Mónica Ochoa quiere un millón de dólares, y tiene el apoyo de algunos miembros de la Ciudad que son enemigos políticos del concejal.
“No es coincidencia que haya presentado una demanda y convocado a una conferencia de prensa, una semana después de que nosotros presentamos una querella. Es evidente que no quiere ir a juicio y que se demuestre la verdad”, indicó.
Y agregó que ellos son muy respetuosos del Movimiento #MeToo, el cual consideró como muy válido. “Solo que hay gente que se ha colgado de él, no para hacer justicia a las víctimas de acoso sino para lucrar y sacar ganancias económicas y políticas”.