Trump acusa a demócratas de inflar cifras de muertos en Puerto Rico tras huracán “María”

El gobierno de Puerto Rico elevó la cifra oficial de muertos de 64 a 2,975 a raíz de que un estudio independiente determinó que hubo un conteo erróneo a la baja
Trump acusa a demócratas de inflar cifras de muertos en Puerto Rico tras huracán “María”
María ha sido el huracán más destructor en Puerto Rico en los últimos 90 años. HECTOR RETAMAL/AFP/Getty Images

WASHINGTON – En vísperas del primer aniversario del paso del devastador huracán “María” en Puerto Rico, el presidente Donald Trump acusó este jueves a los demócratas de inflar las cifras de los muertos en la isla por el huracán para “hacerlo quedar mal”, promoviendo una teoría de conspiración sin ofrecer pruebas que desató una oleada de críticas de líderes de ambos partidos.

3,000 personas no murieron en los dos huracanes que golpearon a Puerto Rico. Cuando salí de la isla, DESPUES de la tormenta, ellos tenían entre 6 y 18 muertes. Con el paso del tiempo, no subió mucho. Pero, mucho después, empezaron a reportar grandes números, como 3,000…”, afirmó Trump sobre el huracán que tocó tierra el 21 de septiembre de 2017.

El mandatario no parece entender que, tras un fenómeno natural, muchas muertes ocurren como consecuencia de los desastres ocasionados, incluyendo apagones por el derrumbe del tendido eléctrico, bloqueo de carreteras por árboles caídos, cortes de agua potable, y falta de acceso a suministros humanitarios.

No obstante, Trump procedió a culpar a los demócratas de inflar las cifras para “hacerme ver lo peor posible, cuando yo con éxito estaba recaudando Miles de millones de Dólares para ayudar a reconstruir Puerto Rico”.

“Si una persona murió por cualquier razón, como edad avanzada, sólo añádanla a la lista. Mal política. Yo amo a Puerto Rico!”, puntualizó.

El mandatario hizo esas declaraciones a ocho días del primer aniversario del arribo de “María” a la isla, que dejó daños por más de $140,000 millones y mantuvo en oscuras a la población durante meses. Mientras, la Administración Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) se prepara para la llegada del huracán “Florence” en la costa Este del país, y sigue defendiendo la respuesta a “María”.

La Casa Blanca no ha programado rueda de prensa ni ha emitido ninguna aclaración sobre las acusaciones de Trump.

Una ráfaga de críticas

Líderes puertorriqueños dentro y fuera de la isla, así como gobernadores, líderes del Congreso y candidatos locales y estatales en EEUU reaccionaron con indignación ante la polémica desatada por Trump, por considerar que éste efectivamente está negando a sus muertos.

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, emitió en Twitter cerca de una decena de mensajes de rechazo en los que acusó a Trump de utilizar la tragedia para fines políticos.

Para Yulín Cruz, los comentarios de Trump solo demuestran su “vanidad”, “espantosa falta de respeto”, y su divorcio de la realidad sobre el terreno.

Yulín Cruz, quien estuvo en la mira de los ataques de Trump por criticar la lenta respuesta del gobierno, también pidió a las autoridades puertorriqueñas, tanto del gobierno de San Juan, como en el Congreso de EEUU, a que “repudien categóricamente esta afrenta”.

“Quiero escuchar a la Comisionada Residente decir que Trump es generoso con Puerto Rico. Negar nuestros muertos no tiene perdón”, dijo la alcaldesa al referirse a  la representante de la isla ante el Congreso, la legisladora republicana Jenniffer González Colón. Colón no ha hecho comentarios públicos al respecto.

Por su parte, el senador demócrata de Nueva Jersey, Bob Menéndez, cuyo estado tiene una alta concentración de votantes boricuas, replicó a Trump con un comentario punzante: “tiene razón, señor Presidente. El Huracán no mató a 3,000 personas. Su fallida respuesta lo hizo”.

Otros líderes demócratas, como el senador de Florida, Bill Nelson, y miembros del Caucus Hispano del Congreso (CHC), entre éstos su presidenta, Michelle Luján Grisham, y el legislador de origen  boricua, José Serrano, también denunciaron que Trump siga sin admitir errores en la gestión de ayuda para los damnificados.

El legislador demócrata por Illinois, Luis Gutiérrez, también se sumó a quienes calificaron las declaraciones de Trump como “delirante” y carentes de empatía, máxime cuando el huracán “Florence” amenaza la vida de millones en la zona costera del Este del país.

En declaraciones a este diario, el estratega demócrata y presidente de la firma de consultoría FDJ Solutions, Federico de  Jesús, acusó a Trump de recurrir a mentiras e insultos para ocultar su “negligencia crasa ante la tragedia del huracán María”.

Los datos sobre la gestión de FEMA “no mienten”, aseguró de Jesús, al destacar que la agencia recibió 2,431 solicitudes de ayuda para costear los funerales de las víctimas del huracán, y solo aprobó 75.

“Esa cifra (de muertos) es demasiado parecida al estimado de muertes que realizó la universidad de George Washington. El único mensaje que va a entender Trump será el castigo a su partido en noviembre a manos de los electores boricuas en Estados Unidos que con sus votos dirán: ‘basta ya’”, advirtió de Jesús, ex subdirector de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico en Washington.  

El gobernador puertorriqueño, Ricardo Rosselló, elevó la cifra oficial de muertos de 64 a 2,975 a raíz de un  estudio independiente de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de George Washington que determinó que hubo un grave conteo a la baja de las víctimas, y que la mayoría murió en un plazo de cinco meses tras el arribo del ciclón.

Rosselló afirmó que el pueblo de Puerto Rico sigue de luto y “merece una total rendición de cuentas sobre el impacto del huracán y merecen el reconocimiento de ese impacto por parte de nuestro presidente”.

En un programa de CBS, Rosselló posteriormente se hizo eco de la queja de que el trato que recibieron los damnificados por huracanes en Texas y Florida en 2017 fue distinto al de los puertorriqueños.

Las denuncias de politización también vinieron de líderes republicanos en Florida, entre éstos el senador Marco Rubio -que cuestionó la eficacia de FEMA al inicio del desastre humanitario- el saliente gobernador, Rick Scott, y su posible sucesor, Ron DeSantis, quienes respaldaron la cifra del estudio universitario.

Trump siempre ha rechazado críticas a la lenta respuesta de su Administración al huracán “María”,  y recientemente afirmó que su gestión en la isla ha sido un “éxito no reconocido”.

Su visita a la isla fue ampliamente criticada, en particular el incidente en el que el mandatario se puso a tirar rollos de papel toalla a los damnificados, y pareció minimizar el impacto del  huracán, comparándolo con el de “Katrina” en 2005 en las costas de Nueva Orleans.

Más puertorriqueños a las urnas

Los demócratas y líderes de la diáspora puertorriqueña en Estados Unidos movilizan el voto de la creciente comunidad boricua en este país de cara a los comicios del próximo 6 de noviembre, armados ahora con la indignación de la respuesta a “María”.

Se calcula que alrededor de 180,000 puertorriqueños huyeron de la isla a distintos estados de EEUU por la estela de daños de “María”, sin contar el éxodo suscitado por años de crisis económica.

Más de un millón de los cerca de 5,6 millones de puertorriqueños afinados en EEUU viven en Florida, y su creciente concentración allí podría ayudar a cambiar el mapa electoral en ese estado.

El voto boricua se ha convertido en un trofeo codiciado por ambos partidos y el huracán “María” un arma electoral, según activistas de grupos cívicos, entre éstos “UnidosUS”, “Mi Familia Vota”, que han lanzado sendas campañas de inscripción de votantes en esa comunidad. 

Desde abril pasado, “Mi Familia Vota”, ha empadronado a 13,000 votantes en Florida, de los cuales el 51% es de origen boricua.