Corte marca victoria para Los Ángeles ante Trump

Los fondos para combatir las pandillas se quedan en la Ciudad sin presiones para colaborar con Migración
Corte marca victoria para Los Ángeles ante Trump
Trump impuso las condiciones en 2017. / twitter: @BIZPACReview

Un Tribunal de Distrito de Estados Unidos falló este viernes a favor de la ciudad de Los Ángeles y emitió una orden preliminar, que prohíbe al gobierno federal imponer condiciones de inmigración en un subsidio federal de 2017 usado para combatir la violencia de las pandillas.

La corte encontró que la actual Administración excedió su autoridad cuando colocó dicha condiciones en la concesión.

“La acción de la corte es una victoria para la seguridad pública de Los Ángeles y confirma que el sistema de controles y equilibrios de nuestra nación funciona”, dijo el fiscal de Los Ángeles Mike Feuer.

A su vez demandó a la Administración Trump por la imposición de la ley de condiciones de inmigración civil en la Subvención de Asistencia de Justicia Edward Byrne, (Byrne JAG) —que otorga fondos federales a estados y ciudades para apoyar los esfuerzos de cumplir la ley.

Desde 1997, la ciudad de Los Ángeles ha recibido más de un millón de dólares en fondos de JAG cada año, incluyendo 1.8 millones en el año fiscal 2016.

Dinero con condiciones

El 25 de julio de 2017, el fiscal general Jeff Sessions anunció que los nuevos requisitos de inmigración se colocarían en todas las solicitudes de subvención de Byrne JAG que pedirían que las jurisdicciones cooperaran con las leyes federales de inmigración o no serían elegibles para el dinero.

El Departamento de Policía de Los Ángeles y la oficina de Feuer han dicho que no cumplirán con los requisitos de la subvención porque las condiciones van en contra las políticas de la ciudad de hace mucho tiempo para limitar la cooperación con las leyes federales de inmigración.

Los Ángeles presentó su moción y en ella argumentó que la decisión del precedente de la Ciudad de Los Ángeles v. Sessions con respecto a la subvención COPS apoyó al reclamo de la ciudad que las condiciones relacionadas con la inmigración impuestas a la subvención Byrne JAG también fueron ilegales.

Pero Sessions defendió las nuevas políticas sobre las subvenciones “para ayudar a luchar contra la inmigración ilegal” cuando los anunció en julio de 2017.

“Las llamadas políticas de ‘santuario’ nos hacen a todos menos seguros porque intencionalmente socavan nuestras leyes y protegen a los inmigrantes ilegales que tienen crímenes cometidos”, había dicho Sessions en ese momento. “Estas políticas también fomentan la inmigración ilegal e incluso la trata de personas perpetuando la mentira que en ciertas ciudades, los inmigrantes ilegales pueden vivir al margen de la ley”.