Estudias y estudias para el examen de ciudadania y no se te pega nada, podrías calificar para exentarlo

Muchas personas tienen condiciones de salud mental o física que son un factor que migración toma en cuenta para perdonar la prueba
Estudias y estudias para el examen de ciudadania y no se te pega nada, podrías calificar para exentarlo
A Sergio Blanco, le llevó 15 años hacerse ciudadano de los Estados Unidos por todo el estrés que traía de la Guerra de El Salvador. (foto suministrada)

A Sergio Blanco, lo dejó marcado la Guerra de El Salvador de la década los 80, cuando fue perseguido por la guerrilla y las fuerzas del gobierno para unirse a sus filas.

Originario de la ciudad de El Sonsonate, en El Salvador se vio obligado a huir a Costa Rica, pero regresó a su país y advertido por su madre de que lo podían matar, esta vez escapó hacia Estados Unidos.

Durante el trayecto, le tocó ver un asesinato a machetazos de un inmigrante que se negó a entregar el dinero que traía cuando los atracaron. “Le quitaron la cabeza y la tiraron al río Grande”, recordó.

Ya en EE UU, arregló su residencia por su trabajo en el campo. En 1999, inició los trámites para la ciudadanía, pero por más que lo intentaba no conseguía concentrarse en el estudio para el examen.

En 2013, conoció a la abogada en inmigración Suliana Lutin, una inmigrante de Guatemala con oficinas en la ciudad de Fullertone.

La abogada en migración Suliana Lutin habla de las enfermedades y condiciones que pueden ayudar a un residente legal a que le perdonen el examen de ciudadanía. (foto suministrada)
La abogada en migración Suliana Lutin habla de las enfermedades y condiciones que pueden ayudar a un residente legal a que le perdonen el examen de ciudadanía. (foto suministrada)

Lo que muchos no saben

“A él se le dificultaba pasar el examen de la ciudadanía porque tenía problemas con la memoria por todo lo que pasó en El Salvador. Le comenté que este país había leyes, que no discriminaban a las personas que por algún tipo de discapacidad mental o impedimentos físicos, no podían estudiar para el examen”, recuerda la abogada Lutin.

“Le sugerí que fuera a ver un psicólogo, y dependiendo de lo que dijera, podíamos pedir que lo exentarán del examen”, explica. Así fue, el doctor en psicología clínica Melvin Navarro entrevistó y evaluó al salvadoreño, y le extendió una certificación psicológica que le valió para que le perdonaran el examen de ciudadanía.

En marzo de 2014, Sergio Blanco se convirtió en ciudadano estadounidense.

“El verdadero sueño americano, es ser ciudadano americano”,  dice contento. Y asegura que el trauma y el estrés que le dejó la guerra le jugó en contra para no hacerse ciudadano tan pronto como lo hubiera deseado.

La abogada Lutin dice que sintió una gran emoción y satisfacción cuando le aprobaron su solicitud de ciudadanía.

“Lo ví muy feliz”, comenta.

Razones de salud

Hay residentes que estudian y estudian para el examen de ciudadanía y al día siguiente se les olvida, lo que les complica el proceso de naturalización.

“Hay toda una lista de enfermedades que los pueden exentar de hacer el examen, pero necesitan de una certificación médica”, dice la abogada Lutin.

Muchos desconocen que pueden obtener una certificación de un psicólogo o médico para no hacer la prueba, es la forma N648 que es aceptada por el Servicio de Ciudadanía y Migración (USCIS).

La abogada Lutin dice que aunque estos problemas se ven más en los mayores de 50 años, se presenta en todas las edades. “Muchas personas de Latinoamérica no saben que tienen un problema de desarrollo que les dificulta incluso aprender inglés”, indica. “ O hay personas que están tomando medicamentos que les afecta la memoria. Es mejor entonces que la certificación se las dé su médico de cabecera”, indica.

Cuando observa casos relacionados con la salud mental, los refiere a un psicólogo para que los evalúe y les dé una certificación como fue el caso de Sergio Blanco a quien mandó con el doctor Navarro. “Ellos tienen evaluar, certificar y llenar las formas de migración”, comenta.

Sin embargo, aclara que no todos los psicólogos saben cómo llenar el formulario N648 porque es un proceso laborioso que requieren mucha atención. “Muchos médicos redactan en términos médicos que solo ellos entienden y eso no ayuda, como tampoco que vayan con notarios que no saben de este proceso”, dice. Y agrega que la certificación es un asunto delicado porque solo hay dos oportunidades para la ciudadanía.

El doctor Melvin Navarro es experto en certificaciones psicológicas para los inmigrantes con alguna condición que les dificulta pasar su examen de ciudadanía. (foto suministrada)
El doctor Melvin Navarro es experto en certificaciones psicológicas para los inmigrantes con alguna condición que les dificulta pasar su examen de ciudadanía. (foto suministrada)

Médicos y psicólogos 

Melvin Navarro con un doctorado en psicología clínica, lleva varios años extendiendo certificaciones a personas en proceso de la ciudadanía que son referidos por abogados y organizaciones no lucrativas.

“El diagnóstico de tipo médico o salud mental lo tiene que dar un médico o psicólogo clínico con licencia en California”, dice.

“Por lo general se da a personas con traumas psicológicos severos  o con problemas de aprendizaje, depresión, retraso, problemas del habla, dislexia o indicios de demencia a quienes una situación de evaluación, los deja perplejos”, comenta.

Además de entrevistarlos y hacerles exámenes psicológicos, el doctor Navarro dice que los médicos tienen que llenar un formulario muy detallado. “Una pregunta que no esté bien contestada, es suficiente para que Migración la rechace. Más ahorita que hay mucho escrutinio”.

El psicólogo dice que muchas personas no saben de esta certificación. “Los abogados y las agencias no lucrativas no la promueven mucho porque no les deja mucho dinero. Y muchos inmigrantes no entienden, por qué cuando estudian, no se les pegan nada. Lo que pasa es que nunca se les ha evaluado para ver cuál es su problema”, observa.

El doctor Navarro dice que él ha entrenado a otros médicos y psicólogos en este tipo de certificación porque el formato a llenar para migración es de seis páginas.

“Una certificación por un médico privado cuesta 400 dólares, pero también lo puede hacer su proveedor médico. El porcentaje de los que son exentados del examen, con una certificación médica o psicológica es de 80%. Entre más edad, es más fácil que Migración los apruebe”, dice.

El doctor Navarro recomienda a las personas que están teniendo problemas para pasar el examen de ciudadanía, que se asesoren y pregunten a su abogado, y no se den por vencidas.