“Grito” de nostalgia de los mexicanos en LA

En el 218 Aniversario de su independencia, también se inicia el Mes de la Herencia Hispana
“Grito” de nostalgia de los mexicanos en LA
La comida típica fue infaltable en esta celebración. / foto: Jorge Luis Macías.

La nostalgia por haber dejado el terruño que los vio nacer fue parte de la ceremonia anual de ‘El Grito’ de Independencia de México, que se celebró este sábado en Los Ángeles con un festival de arte, música, mariachi, comida típica y un acto cívico-patriótico que atrajo a centenares de latinos.

En las escalinatas del Ayuntamiento angelino, el alcalde Eric Garcetti, el cónsul general de México en esta metrópoli, Carlos García de Alba y la concejal Mónica Rodríguez; además de numerosos funcionarios del gobierno municipal animaron a los angelinos a arengar a los héroes que dieron patria a los mexicanos.

Al unísono, los mexicanos acompañaron al cónsul para repetir las frases: ¡Mexicanos! ¡Vivan los héroes que nos dieron patria y libertad! ¡Viva Hidalgo! ¡Viva Morelos! ¡Viva la Corregidora Josefa Ortiz de Domínguez!, ¡Viva Allende! ¡Viva la independencia nacional! ¡Viva México!

Históricamente, la lucha que inició el cura Miguel Hidalgo en la madrugada del 16 de septiembre de 1810 con el “Grito de Dolores” [en Guanajuato], permitió al ejército de los insurgentes acabar en 1821 con casi tres siglos de dominio de la corona española en México.

“México lo es todo para mí”, dijo Joyce López, estadounidense de nacimiento, pero hija de padres mexicanos de Jalisco. “Me hubiera gustado celebrar en México porque allá la fiesta se siente mejor”.

Joyce López, ondea la bandera mexicana frente al ayuntamiento de Los Ángeles. / foto: Jorge Luis Macías.

‘El Grito’, una de las más grandes festividades anuales de los mexicanos residentes en Los Ángeles marcó además, el inicio del Mes de la Herencia Hispana.

“Ser mexicana es ser hija de un país con una gran cultura milenaria”, expresó Elizabeth González, cuya familia emigró a EEUU desde Jalisco.

“Yo aprendí las tradiciones de mis padres y de hecho, la celebración que más me gusta aparte de El Grito, es el Día de Muertos”.

Por su parte, Lucina Peralta, originaria de Morelos, dijo querer que sus hijos y nietos “nunca se olviden de sus raíces mexicanas. Que nunca las pierdan”, expresó.

En esta ocasión, Elizabeth y su amiga, Crysol Mendoza, no dejaron pasar la oportunidad de degustar unos ricos huaraches y tacos, en uno de los numerosos camiones de comida instalados en Gran Park.

Rosario Llanes, oriunda de Cocula, Jalisco —la tierra donde nació el mariachi— fue una de las promotoras de artesanías elaboradas en el vecino país, entre ellos los famosos collares para mujer del diseñador michoacano Powokani (Felipe Sánchez).

“Me siento feliz de mostrarle a otras razas lo hermoso de mi cultura”, dijo la mujer residente de Grand Terrace, en San Bernardino. “Yo crecí en Estados Unidos en un tiempo donde el racismo estaba muy fuerte; hoy lo veo y no estoy de acuerdo con ello”.

El evento también sirvió para lanzar criticas veladas al presidente, Donald Trump.

“Los mexicanos no somos ni criminales ni violadores ni flojos”, dijo Urbano, el cantante principal de Nueva Ola, uno de los grupos artísticos invitados.

Integrantes del mariachi infantil de la escuela Telfar de Pacoima interpretaron canciones del folclkore mexicano. / foto: Jorge Luis Macías.

Música: alegría del alma

Grupos infantiles de música folclKórica como el mariachi de niños Telfar, de Pacoima, deleitaron a los asistentes con los temas “Arboles de la Barranca” y “La Bamba”, mientras que el Grupo San Patricio interpretó con gaitas “La Cucaracha” y el famoso “Huapango de Moncayo”.

El festival público gratuito de Los Ángeles destacó la vibrante comunidad latina y mostró sus inmensas contribuciones hechas han hecho a la cultura, historia y economía de la ciudad.

Con artesanos y artistas latinos de renombre internacional, como los Tucanes de Tijuana, camiones de comida mexicana, pupusas, mariscos y una feria artesanal única de más de 60 vendedores, “El Grito” expuso al mundo que representa una celebración de Latinidad en Los Ángeles.

“Uno extraña a su gente, su país… Todo”, dijo Manuel Rodríguez, ex tornero nacido en Chihuahua hace 65 años y migrante en Estados Unidos desde hace cuatro décadas.
“Extraño el tequila y el mezcal”..