¡Ayudemos a liberar a Jorge del Centro de Detención de Adelanto!

Organizaciones comunitarias piden donaciones para pagar la fianza del joven refugiado de Honduras
¡Ayudemos a liberar a Jorge del Centro de Detención de Adelanto!
Jorge, un inmigrante hondureño de 19 años detenido en Adelanto pide ayuda de la comunidad para salir libre. (foto suministrada)

La Coalición de Jóvenes Inmigrantes (IYC) lanzó una campaña de recaudación de donativos para pagar la fianza que permita sacar del Centro de Detención de Adelanto a Jorge, un joven de 19 años quien escapó de la violencia en Honduras para pedir asilo en los Estados Unidos.

“Necesitamos al menos que 240 miembros de la comunidad donen 20 dólares o más”, dijeron los integrantes de la Immigrant Youth Coalition (como se llama en inglés a la Coalición de Jóvenes Inmigrantes) a través de un comunicado.

Jorge llegó al país como un menor no acompañado a la edad de 16 años. Era huérfano en Honduras, y llevaba una vida de amenazas a causa de la violencia.

Como miles de sus compatriotas, muchos de ellos menores de edad decidieron tomar el riesgo de emigrar y dejar atrás su país, considerado uno de los más peligrosos del mundo. Los menores no acompañados como Jorge llegaron a la frontera sur y  pidieron refugio a los Estados Unidos.

La mortal violencia de Honduras, su orfandad y el hecho de que emigrara sin padres a temprana edad contribuyeron para que el gobierno federal le concediera el Estatus Especial de Inmigrante Juvenil (SIJS).

Dicho estatus lo hace elegible para la residencia permanente. Sin embargo, hay una larga lista para dichas visas.

Una vez con el estatus SIJS, Jorge comenzó a hacer su vida en California, y se puso a jugar fútbol con otros muchachos del Valle de San Fernando. Pero las cosas se le complicaron, cuando cumplió 18 años y se quedó sin un hogar. Fue criminalizado por vivir en las calles del Valle de San Fernando.

El Servicio de Migración y Aduanas (ICE) lo detuvo y lo puso en proceso de deportación.

De acuerdo a los voceros de la Coalición de Jóvenes Inmigrantes, deportar a los refugiados puede significar una sentencia de muerte debido a la violencia imperante en Honduras.

A causa de la guerra del procurador de la nación, Jeff Session contra los refugiados e inmigrantes, Jorge no puede detener su deportación a pesar de haber conseguido el Estatus de Joven Especial Inmigrante debido a la larga lista de espera por una visa.

Jorge lleva más de seis meses detenido en Adelanto. Debido a lo prolongado de su detención fue elegible para una audiencia de fianza. 

Un juez de migración determinó que calificaba para salir libre, pero tiene que pagar 5,000 dólares por la fianza.

Más allá de las organizaciones comunitarias, Jorge no tiene ningún apoyo.

Por eso la Coalición de Jóvenes Inmigrantes lanzó una campaña para pedir a la comunidad por sus donativos.

La fianza cuesta 5,000 dólares, pero se está pidiendo 520 dólares adicionales para apoyarlo con gastos al salir de la detención, más los 480 dólares que cobra el portal GoFundme.

La meta es recaudar 6,000 dólares. En 9 días, 98 personas han donado 3,593 dólares. Si quieres apoyar a Jorge, visita el sitio: https://www.gofundme.com/freejorge

Cambios al Estatus Especial Juvenil

La inmigración de niños no acompañados a los Estados Unidos sin precedentes comenzó en 2011. Los menores vienen principalmente de Honduras, El Salvador, Guatemala y México, países donde la violencia ha sentado sus reales.

Al llegar a la frontera sur, los niños son arrestados y posteriormente puestos bajo la custodia del Departamento de Servicios Humanos y de Salud. Más tarde son dados en custodia a sus padres, algún pariente o guardian, y como última instancia cuando no tienen a nadie, son puestos en hogares de crianza.

Los niños que califican para el Estatus Especial de Inmigrante Juvenil  tienen que ir a una corte juvenil o familiar estatal para exponer la necesidad de ser protegidos por los Estados Unidos, debido a que han sido víctimas de descuido, abuso o abandono en sus países de origen, y no estarían a salvo si regresan.

En 2011, el gobierno autorizó 1,869 peticiones del Estatus. En 2017, concedió 11,355. Esto habla del alza que registro el programa en menos de diez años.

A partir de este año, la administración Trump hizo cambios al programa Especial para los Jóvenes Inmigrantes, y deja por fuera a quienes tienen más de 18 años al momento de la solicitud. Es decir que ya no califican los mayores de 21 años. “Antes uno podía presentar la solicitud hasta los 21 años, pero ya no se están aceptando”, explica el abogado en migración Alex Gálvez.

“Además antes cuando se sometía la aplicación 1-360 se aprobaba en cuatro meses, hoy se están tardando 3 o 4 años. Hay más escrutinio por parte de Migración. Esta tardanza se debe al dramático crecimiento de solicitudes para el Estatus Especial Juvenil“, dice.

Sin conocer a profundidad el caso de Jorge, el abogado Gálvez considera que se puede reabrir para mantener el estatus especial juvenil, que lo llevará a obtener una visa de residencia.