Civiles entran a las filas del Sheriff de Los Ángeles

Se les conoce como miembros de reserva y realizan labores de patrullaje, búsqueda y hasta de narcóticos; buscan ayudar a bajar el crimen en sus comunidades
Civiles entran a las filas del Sheriff de Los Ángeles
EL sheriff Jim McDonnell dIce que los reservistas son multiplicadores de fuerza./ foto: LASD.

Al final de la jornada laboral como banquero hipotecario, Daniel Arias se despoja del saco y la corbata y se enfunda en el uniforme de alguacil para fungir como miembro de reserva del Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles (LASD).

Oriundo de Guadalajara, Jalisco (México), el hombre de 35 años de edad ha donado su tiempo libre a la seguridad pública en el área del Este de Los Ángeles por los últimos 10 años.

Ha puesto en práctica sus habilidades para volar helicóptero y su bilingüismo para conectar con la comunidad hispana.

“Es mi manera de devolverle algo a mi comunidad, de ayudar a reducir el crimen y de aportar mi granito de arena para mejorar la calidad de vida de todos los residentes… Ésta es una labor que me enorgullece porque puedo usar mis habilidades para mejorar la situación”, comentó Arias.

“Espero que otros hagan lo mismo ya que hay gente que tiene habilidades excepcionales que pueden ser empleadas para reducir la violencia”.

Daniel Arias pertenece a la reserva nivel 1 y ha recibido más de 344 horas de entrenamiento. / foto: suministrada.

Arias es catalogado como reserva de nivel 1, lo que significa que ha recibido 344 horas de entrenamiento de la academia de policía y 400 horas de entrenamiento en su especialidad.

El mexicano agregó que en la década de servicio ha donado entre 30 y 40 horas cada mes, participando en operaciones que van desde rescate o investigaciones de narcóticos, hasta patrullaje y trabajo social.

“Somos 15 en nuestra unidad de liderazgo que se reúne cada tres meses con el Sheriff para discutir cómo podemos continuar reduciendo la violencia en la comunidad. En el área del

Este de Los Ángeles este programa ha reducido la violencia de manera significativa y espero que sigamos así por el bien de la comunidad”, dijo expresó.

“Este programa también une a las autoridades con la comunidad, especialmente a las minorías para establecer una mejor comunicación. Nuestra labor funciona”.

Equipo con voluntad

Arias es uno de más de 900 reservistas que dejan el confort de su hogar en sus tiempos libres y se dedican a combatir el crimen a través de varias especialidades con el LASD.

Estos reservistas cumplen con asignaciones tales como trabajo en estaciones de policía, patrullaje en pareja, investigación, operaciones de rescate y búsqueda de desaparecidos; además de, patrullaje en motocicleta, cuadrilla ecuestre e incluso en operaciones antinarcóticos —todo por un dólar de salario al año.

“Sesenta y siete centavos después de impuestos”, bromeó Arias. “Pero lo hacemos con gusto”.

Entre los reservistas también se encuentran 15 nuevos miembros que juramentaron el pasado viernes 7 de septiembre en una ceremonia realizada en la estación del sheriff de City of Industry.

Este nuevo equipo de 15 elementos estará asignado a la División de Patrulla Este y rotarán en las más de 900 millas cuadradas para asistir en investigaciones de robo de vehículos, así como asignaciones en el área de libertad condicional, entre otros.

“La misión de estos reservistas es básicamente ayudar a resolver problemas. Estas personas, muchas de las cuales tienen trabajos regulares durante el día, reciben la capacitación, se ponen el uniforme y actúan como multiplicadores de fuerza para nuestro departamento”, dijo el sheriff Jim McDonnell.

“Son ojos y oídos valiosos en el terreno y, al igual que nuestros agentes, los representantes de la reserva representan la diversidad de las comunidades a las que servimos”.

Según Joanna Warren, portavoz del LASD, los reservistas están capacitados para portar armas y son divididos en tres niveles.

El personal, de casi 900 mimebros y que ayuda a combatir el crimen, recibe meses de capacitación. / fotos: LASD.

Los del tercer nivel deben cursar un entrenamiento de 217 horas y los del segundo nivel deben recibir 260 horas de entrenamiento en la academia y 400 en su
especialidad.

“Tenemos reservistas en todas las profesiones y para poder portar el uniforme deben aprobar entrenamientos y ser de buen carácter moral. Los reservistas pasan las mismas pruebas que un alguacil en temas de psicología e historial médico. A simple vista es difícil identificar a un reservista”, dijo Warren.

El nuevo equipo debutó el pasado 17 de agosto en la estación Temple en donde asistieron en patrullaje en las ciudades de Rosemead y Temple City.

Estas ciudades han visto un incremento en números de robos a la propiedad y esperan el nuevo equipo de reservistas ayude a reducir el problema, dijeron las autoridades.

“Cada ciudad y comunidad tiene sus propios problemas, unos más por las pandillas, otros con robos de auto, otros con prostitución y así… Estos equipos añaden presencia y por ende el criminal lo piensa dos veces antes de actuar. Esperamos que más gente se una, nuestro objetivo es proteger y servir”.

Para información del programa visita: www.lasd.org/