Más de 200,000 conductores de California perderán calcomanías de aire limpio y acceso a carriles compartidos

A partir del año nuevo, los conductores que recibieron sus calcomanías de aire limpio antes de 2017 tendrán que comprar vehículos nuevos para calificar para el programa

Si tienes una de las calcomanías de color blanco y verde que te permiten conducir en el carril de auto compartido o carpool sin necesidad de llevar un acompañante, pon atención.

A partir del primero de enero de 2019 hasta 223,654 dueños de vehículos de baja y cero emisión perderán dicho privilegio.

Las quejas no se han hecho esperar, ya que miles de conductores compraron autos eléctricos, no solamente para reducir las emisiones de carbono pero para evitar el congestionado en las autopistas.

El programa de calcomanías fue diseñado para tener más vehículos de aire limpio en las carreteras estatales. Pero con el tiempo ha obstruido los carriles de viaje compartido, a veces hasta el punto de paralización.

Dave Moreno de Glendale, quien perderá la calcomanía de aire limpio para su Prius 2013, dijo que le parece ridículo que los conductores de automóviles eléctricos sean penalizados por este problema. El hombre de 68 años le dijo a Los Angeles Times que regularmente ve autos de gasolina con un solo ocupante entrando y saliendo de carriles de carpool o HOV.

El año pasado la Legislatura estatal aprobó una medida que limita significativamente el número de personas elegibles para estas calcomanías. A partir del año nuevo, los conductores que recibieron sus calcomanías de aire limpio antes de 2017 tendrán que comprar vehículos nuevos para calificar para el programa. Y quienes ganan más de cierta cantidad de dinero al año no serán elegibles para las pegatinas en absoluto. Otros 132,733 motoristas que han adquirido estas calcomanías desde entonces deberán solicitar una nueva.

Los defensores del aire limpio dicen que la nueva política castiga injustamente a los primeros usuarios de vehículos eléctricos e híbridos enchufables, y desalentará a los conductores que no pueden permitirse comprar un nuevo vehículo de cero emisión—pero podrían haber comprado uno usado para asegurar el beneficio del carril de viaje compartido—para ingresar al mercado de vehículos eléctricos.

Ya no más carriles gratuitos.

 

Más vigilancia en los carriles

Muchos acusan a la CHP de no monitorear bien los carriles de carpool que algunos conductores de autos de gasolina utilizan ilegalmente aunque vayan solos.

En algunas partes del estado, 1 de cada 4 vehículos en carriles compartidos viajan ilegalmente, según Caltrans.

El CHP dijo que está haciendo todo lo posible para hacer cumplir la ley del carril HOV. Pero los recursos de la agencia son escasos. Alrededor de 230 agentes son responsables de patrullar 915 millas de carreteras y autopistas en el condado de Los Ángeles en cualquier momento. Y responder a las colisiones, los vehículos varados y otros peligros del tránsito tiene prioridad sobre las multas de $491 dólares a los conductores tramposos en carriles compartidos.

Opciones

Para cumplir con los requisitos federales, un carril compartido debe moverse a un promedio de 45 millas por hora durante las horas pico. En 2016, las carreteras de California cumplieron con esta estipulación solo en el 32% del tiempo, según muestran los datos de Caltrans, lo que explica el impulso repentino para reducir el tránsito en el carril compartido.

Quienes enfrentan la pérdida de sus pegatinas argumentan que las autoridades deben tomar medidas enérgicas contra los tramposos antes de recurrir a los que compraron automóviles de bajo consumo de combustible.

En el área de Los Ángeles, algunos viajeros con mentalidad ambiental serán doblemente afectados. En abril, la Autoridad Metropolitana de Transporte optó por terminar un programa que otorga a los conductores solitarios de vehículos de cero emisiones acceso gratuito a los carriles de uso compartido en las autopistas 110 y 10. A los conductores con pegatinas de aire limpio se les cobrará un peaje a partir de noviembre o diciembre de este año, aunque recibirán un descuento del 15% en el precio del carril de peaje por milla.

Existen soluciones a este problema que eximiría a conductores de vehículos de aire limpio, como incrementar los requisitos de ocupación de vehículos para tres o más personas; instituir o aumentar los peajes; o la construcción de más carriles de compartidos, de acuerdo con Caltrans. Pero esas soluciones son prohibitivas o políticamente impopulares, dijo Stuart Cohen, director ejecutivo de TransForm, un grupo de defensa del transporte de Oakland.

Puede ser la solución más simple, pero no es necesariamente la más lógica. Se estima que el 8% de los vehículos que utilizan carriles de uso compartido en el condado de Los Ángeles tienen pegatinas de aire limpio, según Caltrans. La agencia dijo que no ha podido determinar una correlación entre los vehículos con calcomanías y los lentos carriles carpool.