Empleados de McDonald’s organizan huelga para protestar por el acoso sexual

La cadena dice que tiene políticas y procedimientos muy fuertes para evitar este tipo de conductas
Empleados de McDonald’s organizan huelga para protestar por el acoso sexual
Decenas de manifestantes se tomaron un restaurante cerca del centro de Los Ángeles para protestar contra el acoso sexual. (Aurelia Ventura/La Opinión)

Trabajadoras de la cadena de restaurantes de comida rápida McDonald’s se reunieron el martes en una sucursal del sur de Los Ángeles para protestar los manoseos, comentarios lascivos, proposiciones sexuales y otros comportamientos ilegales en sus tiendas.

“El acoso duró como dos o tres años de parte de un compañero de trabajo. Al principio me dio miedo reportarlo porque me iban a cortar mis horas de trabajo y yo lo necesito” relató Elsy Rodríguez, de 36 años, quien vivió esto en carne propio al trabajar en uno de los establecimientos en el condado de Los Ángeles.

“Después lo comenté, pero no le tomaron importancia. El acoso paró pero hasta que yo me fui de ese McDonald’s hace unos meses y ahora estoy trabajando en otro que ya esta major”, cuenta la madre de seis hijos.

“Yo todavía me siento con miedo y me siento muy incomoda”, agregó.

Es por eso que ayer se unió a sindicalistas y decenas de otras trabajadoras en la protesta.

“Estamos en huelga pidiendo que McDonald’s tome políticas más fuertes en contra del acoso sexual y que sean mandatorias para todos los empleados. Queremos un comité para que todos los empleados puedan hablar. McDonald’s es el segundo empleador más grande del mundo”, expresó.

La manfiestación es parte de la primera huelga nacional para combatir el acoso sexual como parte de un nuevo y audaz frente en el movimiento #MeToo, dijeron los organizadores. Los trabajadores en huelga exigen que el gigante de comida rápida forme un comité para abordar el acoso sexual, formado por trabajadores, representantes de tiendas corporativas y de franquicias, y líderes de grupos nacionales de mujeres. Este comité trazaría un camino para asegurarse de que nadie que trabaje para McDonald’s se enfrente al acoso sexual en el trabajo.

La huelga llega cuatro meses después de que los trabajadores de McDonald’s en Los Ángeles y en todo el país, con el apoyo del Fondo de Defensa Legal TIME’S UP, presentaron 10 cargos ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Empleo (EEOC) que detalla el acoso sexual generalizado en la compañía.

La protesta fue convocada por miembros locales del grupo “Fight for $15” (Lucha por $15) que se formó después de la presentación de los cargos de la EEOC en mayo. Los cargos llegaron casi dos años después de que los trabajadores de McDonald’s en la Fight for $15 presentaron 16 acusaciones de acoso sexual contra la compañía y muestran que a pesar de la atención sobre el tema en Hollywood y los medios, poco ha cambiado para los trabajadores de la gigante de la hamburguesa.

“Estamos pidiendo al EEOC que presente cargos y haga una investigación. De las mujeres que han hablado ahora nos hemos dado cuenta que hay muchas otras mujeres que pueden estar sufriendo pero temen reportarlo por enfrentar problemas del trabajo”, dijo la abogada representante, Meredith Johnson. “Queremos que McDonald’s Corp. sea responsable por lo que pasa en cada sucursal. Queremos que ellos sean firmes con sus pólizas y hagan seguimientos de acusaciones. Cualquier política que tengan ahora no esta funcionando”.

 

Los empleados dicen que la cadena permite el acoso sexual de sus trabajadoras. (Aurelia Ventura/La Opinión)

Los abogados de los trabajadores han pedido a la EEOC que consolide o coordine para investigar los cargos de 2016 y 2018.

Cerca de 20 importantes grupos nacionales de mujeres se unieron a la Fight for $15 en una carta abierta a McDonald’s en mayo, pidiendo a la compañía que abordara el acoso sexual. En la carta, que se publicó como un anuncio de página completa en Crain’s Chicago, los grupos escribieron que McDonald’s tiene solo una opción: combatir el acoso sexual en sus tiendas o enfrentar un rechazo de su marca por parte de personas de conciencia.

El acoso sexual es desenfrenado en la industria de comida rápida y un 40% de las trabajadoras de comida rápida experimenta un comportamiento sexual no deseado en el trabajo, según una encuesta realizada por Hart Research Associates para la Alianza Nacional para Mujeres y Familias, la Ms. Foundation y Futures Without Violence.

La encuesta también mostró que el 42% de las mujeres en la industria que experimentan conductas sexuales no deseadas se sienten forzadas a aceptarlo porque no pueden permitirse perder sus trabajos. También informó que más de una de cada cinco mujeres que enfrentan acoso sexual (21%) informó que, después de plantear el problema, su empleador tomó algunas medidas negativas, incluyendo recortar sus horas, cambiarlas a un horario menos deseable, otorgarles deberes adicionales , y se le niega un aumento.

¿Qué dice McDonald’s?

En un comunicado, McDonald’s dijo que “tenemos políticas, procedimientos y entrenamiento muy fuerte específicamente diseñado para prevenir el acoso sexual”.

También dieron a conocer una iniciativa que incluye a expertos fuera de la cadena para ayudarles a “evolucionar” estas políticas y procedimientos. Entre los expertos estarían miembros de Seyfarth Shaw at Work, una firma de entrenamiento legal laboral y RAINN, una organización contra la violencia sexual.