VIDEO: NASA muestra por primera vez las raras nubes azules de la Tierra

Las raras nubes azules fueron observadas por primera vez con un balón especial y el video es increíble

En la cúspide de nuestra atmósfera vive un pequeño grupo de nubes azules eléctricas estacionales. Sus formas cubren los polos en el verano a cincuenta millas por encima de estos, y se conocen como nubes noctilucentes o nubes mesosféricas polares – PMCs, por sus siglas en inglés.

Una reciente misión de globo de larga duración de la NASA observó estas nubes en el transcurso de cinco días en la mesosfera, la capa media de la atmósfera que envuelve nuestro planeta.

Las fotos resultantes, que los científicos comienzan a analizar, nos ayudarán a comprender mejor las turbulencias en la atmósfera, así como en los océanos, lagos y otras atmósferas planetarias, e incluso pueden mejorar las predicciones meteorológicas.

Las cámaras a bordo del globo capturaron 6 millones de imágenes de alta resolución de nubes mesosféricas polares. NASA/Goddard

Los datos de la Aeronomía de Hielo en la Mesosfera, o AIM, de la NASA muestran que el cielo sobre la Antártida está brillando en azul eléctrico debido al comienzo de la temporada de nubes noctilucentes o nocturnas en el Hemisferio Sur.

Las nubes noctilucentes son las nubes más altas de la Tierra, intercaladas entre la Tierra y el espacio. Sembradas de restos finos de meteoros en desintegración, estas nubes de cristales de hielo brillan con un azul brillante e impactante cuando reflejan la luz del sol.

Nubes y aurora noctilucentes vistas el 9 de junio de 2013 en Alberta, Canadá. Cortesía NASA/Alan Dyer

Las nubes noctilucentes se notaron por primera vez a mediados del siglo XIX después de la erupción del súper volcán Krakatoa.

Las cenizas volcánicas se extendieron a través de la atmósfera, pintando puestas de sol vívidas que hipnotizaban a los observadores de todo el mundo. Fue entonces cuando por primera vez se notaron estas raras nubes.

Al principio la gente pensó que debían ser un efecto secundario del volcán, pero mucho después de que las cenizas de Krakatoa se calmaron, las nubes noctilucentes permanecieron.

“Han estado con nosotros desde entonces”, dice Randall, uno de los investigadores que las estudian. “No solo eso, se están extendiendo”. Los investigadores dicen que una de las causas de que ahora cubren un área mayor es el calentamiento global.

Cómo ver las nubes noctilucentes al amanecer / atardecer:

“Se requiere un frío extremo para formar hielo en un ambiente seco como la mesosfera”, dice Gary Thomas, un profesor de la Universidad de Colorado que las estudia. Irónicamente, el calentamiento global ayuda. Si bien los gases de efecto invernadero calientan la superficie de la Tierra, en realidad reducen las temperaturas en la alta atmósfera.

Con información de NASA